Los trabajadores de la Empresa Municipal de Transportes (EMT) decidieron ayer convocar varias jornadas de paros —de dos horas los días 22, 25, 27 y 29 de noviembre— que culminarán en una huelga de 24 horas el 3 de diciembre. El detonante de los paros es, según denuncian los trabajadores, la “paralización” de 85 contrataciones de conductores, aprobadas por el anterior gobierno municipal, y la “degradación” del servicio público con “50 o 100 autobuses al día que no salen de cabecera”.

“Los usuarios esperan más en las paradas y en diciembre será peor porque hay menos autobuses”, denuncian desde el Comité de Empresa. Los trabajadores consideran que el Ayuntamiento de Almeida quiere “privatizar EMT; lo mismo que Bicimad”. Las bicicletas públicas, igual que el Teleférico, están gestionados por EMT y desde Cibeles se han mostrado abiertos a la privatización de ambos servicios.

“Es una huelga injustificada y política”, opinó Borja Carabante, delegado de Medioambiente y Movilidad de quien depende EMT. La empresa pública lleva siete años sin conflictos laborales.  Carabante se ha negado a reunirse con los trabajadores mientras la convocatoria de huelga esté sobre la mesa y aseguró unos servicios mínimos que “garanticen la movilidad”. Desde el PSOE opinan que “Borja Carabante dejó el Metro en la UCI [fue consejero delegado del suburbano entre 2016 y 2019] y ahora ha conseguido llevar EMT a una situación crítica”.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram




Fuente: El Pais

A %d blogueros les gusta esto: