Los trabajadores de la Empresa Municipal de Transportes (EMT) vuelven a la huelga. El comité de empresa ha convocado hoy un paro de 24 horas para denunciar la “degradación del servicio”. También una manifestación (a las 18.00 de Plaza de España a Cibeles cruzando la Gran Vía). Los servicios mínimos, fijados por el Ayuntamiento, se han establecido en el 50% del servicio. El sindicato Solidaridad Obrera, uno de los siete que hay en Metro de Madrid, también ha convocado huelga de 24 horas como gesto de apoyo a la plantilla de la EMT y por la “defensa del transporte público”.

“Vamos a bajarle los humos al alcalde Almeida y a Borja Carabante [delegado de Movilidad y Medio Ambiente]”, manifestaban ayer desde el Comité de Empresa. Los problemas entre los trabajadores de EMT y el Ayuntamiento comenzaron con la paralización de un centenar de contrataciones, acordadas con el Ejecutivo anterior y que deberían haberse realizado hace seis meses. En el anteproyecto de presupuestos, presentado el mes pasado, se desbloquearon esos contratos. En esos meses, el Ayuntamiento habló de la privatización de Teleférico o Bicimad, servicios prestados por EMT. Después, Carabante externalizó la gestión del Naviluz, que también llevaba EMT.

Tras siete años sin conflictos laborales, los trabajadores iniciaron las protestas: llevan varias semanas convocando paros parciales y que ya hicieron una huelga de 24 horas el pasado 3 de diciembre: “Hubo una participación masiva”, valoraron la jornada desde los sindicatos.

Los representantes laborales reclaman que no se privatice ninguno de los servicios que actualmente prestan desde la empresa pública. También piden un aumento de plantilla que asegure la prestación de un servicio de calidad. Tanto Carabante como Almeida han descrito las protestas como “políticas” y decidieron no sentarse a hablar con los representantes laborales hasta que no cesasen las protestas.

Por ahora, esta huelga —que coincide con la última jornada de la Cumbre del Clima (COP25)— es la última movilización convocada. La última asamblea de trabajadores decidió no convocar más paros durante el periodo navideño (hasta el 6 de enero) para dar “un respiro a los usuarios” a la vez que “favorecer el diálogo” margen al Consistorio hasta el 6 de enero para que demuestre si tiene voluntad de negociar.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram




Fuente: El Pais

A %d blogueros les gusta esto: