Los sudafricanos se dirigen a las urnas este miércoles para elegir la configuración del nuevo Parlamento que, a su vez, escogerá al futuro presidente del país, en un escenario marcado por la corrupción, el desempleo y la crisis económica.

Las elecciones parlamentarias se producen 25 años después del fin del apartheid, pero a pesar de la desaparición del sistema de discriminación racial, el país sigue dividido por la desigualdad económica. La comunidad negra es la más castigada por la ausencia de empleo.

El Congreso Nacional Africano (CNA), el partido de Nelson Mandela que ha estado en el poder desde 1994, es probable que gane la mayoría, pero enfrentará un desafío difícil si quiere igualar los resultados de hace cinco años.





Casi 27 millones de sudafricanos están llamados a las urnas
(AFP)

El partido se ha visto empañado por escándalos de corrupción generalizados y una tasa de desempleo nacional del 27% que ha dejado a muchos votantes desilusionados. El presidente del CNA, Cyril Ramaphosa, ha hecho una campaña para prometer la limpieza de su partido, un reconocimiento de los problemas que forzaron a su predecesor, Jacob Zuma, a renunciar el año pasado.

“Estoy impaciente por votar a mi partido. El CNA va a ganar. Voy a votar al CNA, siempre lo he hecho. Han hecho mucho por mí”, contó en el mismo colegio electoral otra votante, Violet Netshiwane. ”Yo creo que Ramaphosa está haciendo su mejor esfuerzo para arreglar las cosas, incluido todo lo que hemos pasado como la corrupción. Él está preparado”, agregó Netshiwane.

Votantes sudafricanos esperan su turno en Soweto
Votantes sudafricanos esperan su turno en Soweto
(AP)






Aunque hay un número récord de 48 partidos inscritos (19 más que en los comicios de 2014), las principales alternativas al CNA son la Alianza Democrática (AD, centro), de Mmusi Maimane; y los Luchadores por la Libertad Económica (EFF, siglas en inglés), de Julius Malema (extrema izquierda).

El mayor partido de la oposición, la Alianza Democrática, ha hecho campaña vigorosamente contra la corrupción, pero su apoyo entre la mayoría negra del país es limitado porque se percibe como un partido dirigido por blancos.

El líder de la oposición Mmusi Maimane  vota en Johannesburgo
El líder de la oposición Mmusi Maimane vota en Johannesburgo
(AFP)

La actividad en los centros de votación comenzó a las 07:00 hora local, con filas de sudafricanos preparados para votar. “Estoy muy emocionada por esta elección, por eso he venido pronto por la mañana sin tomar ni el desayuno. Voto para tener palabra, si no votas no puedes quejarte”, explicó Sophy Baloyi, una vecina del distrito de antiguos guetos negros de Soweto (Johannesburgo) que hacía cola con otra veintena de personas para votar a primera hora en la Escuela Primaria Hitekani.





Casi 27 millones de sudafricanos están llamados a las urnas, un récord para la nación más industrializada del continente africano. Los votantes eligen hoy a sus representantes para la Asamblea Nacional (Cámara baja). Esta, a su vez, se encargará después de elegir por mayoría al presidente, con un mandato para cinco años.

Colas para votar en las elecciones de este miércoles
Colas para votar en las elecciones de este miércoles
(Ben Curtis / AP)

También se votan los parlamentos provinciales y se anticipan duras batallas en territorios como el Cabo Occidental -que alberga Ciudad del Cabo, bastión de la AD- y Gauteng, donde están Johannesburgo y Pretoria y hasta ahora siempre bajo control del CNA.

Los colegios cerrarán a las 21:00 hora local y los primeros resultados oficiales se esperan para la madrugada del jueves.








Fuente: LA Vanguardia

A %d blogueros les gusta esto: