Los sindicatos italianos han cifrado en el 100 % la adhesión a la huelga de 24 horas de este viernes de los trabajadores de Alitalia que ha obligado a la aerolínea a cancelar más de 300 vuelos.

«La adhesión a la huelga es altísima, del 100 %. Ha habido muchas cancelaciones y de hecho han volado únicamente los aviones que eran obligatorios, previstos en las fases garantizadas», ha dicho el secretario nacional del sindicato Filt-CGIL, Fabrizio Cuscito.

Cuscito ha declarado que la situación que rodea a Alitalia está «llena de incertidumbre» y preocupa a los representantes de los trabajadores, que aún esperan la publicación del decreto que acaba de aprobar el Ejecutivo.

Este documento, entre otras cosas, incluye la entrega de un nuevo préstamo a Alitalia de 400 millones de euros y el nombramiento de un nuevo administrador concursal, en sustitución de los tres que han gestionado la empresa desde mayo de 2017, para que intente dar una nueva solución de continuidad y encuentre un inversor privado que evite la liquidación.

«Hasta la fecha no hemos tenido ninguna respuesta sobre el posible plan de negocios de Alitalia y solo oímos hablar de despidos», ha criticado el secretario nacional de Filt-CGIL.

En la misma línea se ha expresado la secretaria general del sindicato Cisl, Annamaria Furlan, que en un mensaje en las redes sociales ha subrayado que «la alta adhesión de la huelga de Alitalia debe hacer reflexionar al Gobierno», porque «no se puede tener en vilo a más de 11.000 trabajadores» y es «necesario un verdadero plan industrial y un socio fiable».

El Gobierno y los sindicatos debatirán el próximo martes en qué situación se encuentra la aerolínea y qué soluciones estudia el Ejecutivo

En este sentido, se analizará, por ejemplo, si el Estado sigue interesado en participar en el rescate.

La huelga de este viernes ha obligado a Alitalia a cancelar 315 vuelos, entre ellos varios que proceden o tienen como destino Madrid, Barcelona, Málaga, Bruselas, Londres, Fráncfort, Roma, Milán o Nápoles; y otros 46 que se entre la tarde de este jueves y las primeras horas de este sábado, en su mayoría nacionales.

El Gobierno italiano nombró el 6 de diciembre un único administrador para salvar a la aerolínea Alitalia, en sustitución de los tres gestores que se han hecho cargo hasta ahora, y tendrá de plazo hasta el 31 de mayo para intentar encontrar potenciales compradores.

Lo hizo después de que Atlantia afirmara que no se dan las condiciones para garantizar su participación en el consorcio comprador.

En estas conversaciones participaban también la empresa pública italiana Ferrovie dello Stato, la aerolínea estadounidense Delta Air Lines -que solo está interesada en tener un 10 % de la nueva compañía- y el Ministerio de Economía de Italia.




Fuente: Agencia Efe

A %d blogueros les gusta esto: