La salida de Llorente hace un sitio en el centro del campo del Real Madrid de Zidane. Es probable que también se vaya Ceballos, que no tiene “feeling”con Zidane por lo que el Real Madrid busca un centrocampista para el centro del campo. Pero no un suplente: está buscando un jugador que haga competencia a los titualres.

Pobga es el objetivo principal, la petición de Zidane para tener ya el equipo completo a la espera de que se pueda dar un bombazo. Pero el francés es la pieza angular, lo que ha pedido el entrenador. El problema es que el Manchester se cierra en banda, por ahora. Dice que es intransferible y si no se pone a negociar, no hay nada que hacer. Todo depende de que el francés presione para salir, aunque por ahora, según lo visto, no está por la labor.

Eriksen está a la espera y, como Pogba, lanzó un dardo a su equipo y también a los posibles interesados. Pero el Real Madrid no tiene prisa con el futbolista del Tottenham, al que le queda un año de contrato. Siempre ha estado en el radar de la dirección deportiva del club, aunque no es la prioridad.

Por delante de Eriksen parece estar el francés Ndombélé. De 22 años es un jugador que gusta a Zidane y al club. Es la opción que maneja el club si Pogba finalmente no sale aldelante. Es un mediocentro con calidad, al que le gusta más el ataque que la defensa, que conduce bien el balón. Costó 10 millones al Olympique de Lyon y ahora puede costar 70.

El centrocampista del Ajax, Van de Beek, como el resto de sus compañeros del conjunto holandés ha roto moldes en esta temporada fantástica del histórico equipo. A sus 22 años es un futbolista por el que se están pegando los mejores clubes europeos, que saben que su traspaso va a estar entre los 60 millones de euros.




Fuente: La Razón