Los pensionistas van a ganar este año poder adquisitivo por primera vez desde 2015, casi un punto porcentual derivado de la contención de la inflación, que se sitúa en un 0,7 % de media en los últimos doce meses frente al 1,6 % de la revalorización de las pensiones de principios de año.

Siguiendo la misma fórmula que el año pasado utilizó el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social para calcular la paga compensatoria o «paguilla», la media de las doce tasas anuales de inflación que van de noviembre de 2019 a diciembre de 2018 da como resultado un incremento del 0,7 %, con lo que este año no habrá que compensar a los pensionistas por el desvío de la inflación.




Fuente: Agencia Efe

A %d blogueros les gusta esto: