Portada

Los padres de Laura Luelmo critican el fracaso del Estado en la muerte de su hija


Los padres de Laura Luelmo, la profesora zamorana asesinada por Bernardo Montoya en El Campillo (Huelva), han roto su silencio para cargar duramente contra el Estado. Desde que su hija fue asesinada y agredida sexualmente solo se pronunciaron para pedir respeto y que acabara el “espectáculo mediático”, pero ahora han enviado una carta a las Cortes de Castilla y León como ha avanzado el diario ABC.

En la misiva critican con dureza el sistema penitenciario español. Consideran que el Estado ha “fracasado estrepitosamente al no ser capaz de garantizar el derecho a la vida y a la integridad física de nuestra hija al exponerla a un ser monstruoso”.






Laura Luelmo

Censuran que Montoya no hubiera cumplido su pena íntegramente

Censuran que Bernardo Montoya hubiera salido en libertad sin haber cumplido su pena íntegramente y sin haberse rehabilitado por completo. “En el momento en que sale en libertad comete de nuevo, en la persona de nuestra hija, los dos actos (asesinato y agresión sexual) por los que fue anteriormente condenado”.

La carta tiene fecha del 24 de enero y, según describen en el diario ABC, es desgarradora. Siguen indignados por un crimen que consideran que se podía haber evitado. En ese sentido piden a los políticos que “sientan, piensen, reflexionen” y empalicen con su causa, ya que algo así les podría “tocar de cerca algún día”.





Aunque los padres de Laura Luelmo agradecen las muestras de cariño, y el pésame escenificado en la Cámara con sede en Valladolid, creen que merecen “bastante más que todo eso”. Exigen “una disculpa y una petición pública de perdón del Estado por su tremendo fracaso en la no consecución del cumplimiento de la pena” de Bernardo Montoya.





En el escrito no se menciona la prisión permanente revisable, pero señalan que este tipo de delitos deberían ser “real y duramente castigados” para que “los asesinos y violadores reincidentes, que no tienen ni han mostrado su voluntad de recuperación, no puedan seguir violando y matando”.

Remarcan lo importante que debería ser el cumplimiento íntegro de las condenas y que la “buena conducta” en la prisión tendría que dejar de importar, ya que según ellos dentro de la cárcel “no se dan las ocasiones para que se reincida”. “Los monstruos y seres perversos no pueden convivir en una sociedad a la que odian y contra la que van a seguir actuando”, sentencian los padres de Laura Luelmo.








Fuente: LA Vanguardia

Comentar

Click here to post a comment