Madrid Río es, sin duda, la obra urba­nística más importante de lo que va de siglo en la ciudad. Iniciado en el año 2005 con las obras de soterra­miento de la M-30, el parque no se in­auguró hasta el 2011, pero desde en­tonces ha cambiado la concepción de la ciudad y los modos de divertirse.

El enclave es un corredor verde que discurre paralelo al Manzanares, des­de el Puente de los Franceses hasta el Nudo Sur, y cuenta con seis gran­des jardines, parques infantiles no­vedosos, pistas ciclistas, un centro comercial o la Playa de Madrid, tres fuentes en las que está permitido ba­ñarse y que funcionan en verano. Madrid Río ha sabido conjugar lo me­jor del Madrid tradicional (los puen­tes de Segovia, del Rey o de Toledo) con la modernidad que representan las actividades de Matadero Madrid o los increíbles puentes modernos que unen las dos riberas del río, como el Monumental de Arganzuela, diseñado por Dominique Perrault.




Fuente: El Pais

A %d blogueros les gusta esto: