Portada

Los motivos de Vox para rechazar el 8-M

consultor seo


Vox tiene muy claro que no participará ni en la huelga ni en las concentraciones feministas previstas para este viernes para celebrar el 8 de marzo. La formación de Santiago Abascal rechaza el feminismo y repudia el 8-M y ha sido una mujer, la presidenta del partido en Madrid, Rocío Monasterio, la encargada de desgranar los motivos de ese rechazo.

En un vídeo que Vox ha distribuido a través de las redes sociales, Monasterio loa a las mujeres que como “Concepción Arenal lucharon por nuestro voto, por nuestra educación y por nuestra autonomía económica”. “Fueron muchas las españolas que consiguieron avances para todas nosotras”, afirma.






“No soy víctima por nacer mujer”

Y tras ese arranque, la dirigente de Vox da un primer motivo para justificar su antifeminismo: “200 años después de Arenal, las mujeres tenemos todos nuestros derechos reconocidos en la Constitución y somos iguales que los hombres ante la ley”. Por eso, aboga por “defender la verdadera igualdad educando y no adoctrinando en la desigualdad”.

Monasterio rechaza también que se victimice a las mujeres y que la Administración les conceda ayudas por razón de su género. “No soy victima por nacer mujer. Soy mujer y el Estado no me tiene que dar ni quitar ni proteger, porque tengo los mismos derechos que el hombre por ser española”, afirma.


“No hables en mi nombre”

También se muestra contraria a lo que denomina “el feminismo supremacista”, al considerar que “ser mujer no implica ser dócil ni sumisa ni callada” . “Denuncio a los que nos queréis colectivizar. No todas pensamos igual. Discrepamos del pensamiento único. Quiero liberarme de vuestro burka ideológico al tiempo que denuncio el burka en los países islámicos frente al vergonzoso silencio que guardan las feministas”, añade Monasterio en el vídeo grabado ante un grupo de mujeres de Vox que corean el lema “No hables en mi nombre”.

La dirigente del partido de ultraderecha tiene también argumentos en materia de violencia sexual y propone que a “los depredadores sexuales se les castigue con la prisión de por vida”, pero se opone a que haya leyes específicas para las mujeres, pues “no quiero una doctrina que me enfrente al hombre, a mi padre o a mi hermano, solo por ser hombre”.






“Celebro ser mujer los otros 364 días del año”

El debate del 8-M se ha centrado en asuntos laborales como la brecha salarial, la equiparación de los permisos de paternidad o maternidad o el establecimiento de cuotas para que las mujeres puedan acceder a empleos tradicionalmente reservados para los hombres. Vox no ve con buenos ojos este tipo de iniciativas legales: “Mi puesto de trabajo no me lo tiene que garantizar el Estado con cuotas, ya me lo gano yo”, señala Monasterio que es arquitecta.

Por último, Vox descarta cualquier tipo de feminismo en el ámbito de la educación y exige que “se respete el derecho de los niños a ser educados y no adoctrinados en ideas totalitarias y anticientíficas como el feminismo”. “Celebro ser mujer 364 días al año. Todos menos el 8-M. Por eso no iremos a la huelga y trabajaremos el viernes más que nunca para reafirmarnos en el poder de nuestra independencia y de nuestra libertad”, concluye Monasterio.


“Pantomima subvencionada”

Vox ha añadido, a través de su cuenta de Twitter, otros argumentos para justificar su oposición a la huelga del 8-M. Según la formación, el paro del año pasado “fue un fracaso absoluto”. “No la secundaron ni el 2% de las mujeres. de hecho ese día subió el consumo eléctrico. Incluso en las huelgas generales fallidas de 2010 y 2012 la demanda de electricidad bajó un 16%”, indica el partido. Y sentencia que “en Vox no vamos a participar en esta pantomima subvencionada. Preferimos apoyar a las mujeres los 365 días del año”.








Fuente: LA Vanguardia

Comentar

Click here to post a comment