Los Mossos d’Esquadra investigan la muerte de un matrimonio de unos 80 años en el distrito de Sants de Barcelona. Los cadáveres fueron descubiertos ayer en el interior de su domicilio. Los agentes no descartan ninguna hipótesis y será la autopsia la que determine las causas de la muerte.

A las 23.55 de ayer el hijo de los fallecidos accedía, después de días sin hablar con sus padres y de que los vecinos alertaran de un fuerte olor procedente del piso, al domicilio del matrimonio en la calle Mossèn Amadeu Oler. Al entrar en el inmueble se topó con los cuerpos de los ancianos y se puso en contacto con la Guardia Urbana. Al llegar al lugar la policía local llamó a la Policía autonómica para que se hicieran cargo de la investigación.

El piso, hasta que no accedió el hijo de las víctimas, estaba cerrado con llave. La mujer estaba sentada en una butaca mientras que su marido estaba estirado en el suelo. Había dos charcos de sangre y era evidente que los cuerpos llevaban días en descomposición. El médico forense comprobó que el fallecido tenía varios cortes en la parte delantera del tronco y la mujer dos cortes en el tórax. Ambos compatibles de haberse realizado con un arma blanca.

El juez decretó el secreto de sumario y los agentes de lo Mossos d’Esquadra mantienen abiertas todas las hipótesis sin descartar la del suicidio pactado, la violencia de género o la intervención de una tercera persona.




Fuente: El Pais

A %d blogueros les gusta esto: