Primero los padres leen libros a sus hijos, después esos hijos crecen, aprenden a leer y comienzan a trazar su propio camino como lectores. A veces se acierta y otras se yerra estrepitosamente en la elección, pero es sobre esas primeras obras sobre las que se construye nuestro carácter como lector. En Librotea hemos confeccionado una estantería con los mejores títulos infantiles (o en algunos casos juveniles) de la historia. Se trata de una lista no jerárquica y abierta a nuevas propuestas, una selección de libros que nos hicieron gozar cuando éramos unos enanos.Matilda, de Roald Dahl, ha marcado a toda una generación. Esa niña enamorada de los libros, pequeño ratón de biblioteca a la que sus padres maltrataban, enamoró a millones de lectores. Otro personaje femenino que ha dejado su impronta es Pippi Calzaslargas, de la sueca Astrid Lindgren. Las aventuras de esa mocosa pelirroja y su caballo de lunares, Pequeño Tío, crearon afición a la lectura. Al género de la literatura infantil y juvenil pertenecen clásicos como Cuento de Navidad, de Charles Dickens, La isla del tesoro, de Robinson Crusoe, o Veinte mil leguas de viaje submarino, de Julio Verne. Lewis Carroll también conocía el secreto para conquistar a los más pequeños, su Alicia en el país de las maravillas es una obra inmortal. Y Mujercitas, de Louisa May Alcott, sigue siendo lectura obligatoria para principiantes más de un siglo después de su publicación.En esta lista no podía faltar Manolito Gafotas, el más tierno de los personajes infantiles de la literatura española. Elvira Lindo dibujó la vida de un crío de Carabanchel Alto a lo largo de ocho títulos en los que fuimos conociendo a El Imbécil, Susana Bragas-Sucias o el Orejones. La serie de Los Cinco, de Enid Blyton, ha conquistado a pequeños lectores por todo el mundo. Y qué decir de la saga de Harry Potter, de JK Rowling, millones de personas han crecido leyendo las historias del niño mago.Se abre la veda: ¿cuál es tu libro infantil favorito?




Fuente: El Pais

A %d blogueros les gusta esto: