El peligro saca lo mejor de los millones de ciudadanos que trabajan, viven y sufren la inmensa metrópoli que es Londres. «Son los mejores de todos nosotros», ha dicho el alcalde, Sadiq Khan, al referirse a los viandantes que se han lanzado este viernes a bloquear al presunto terrorista, muerto luego a tiros por agentes de la policía en el Puente de Londres. «Hemos presenciado el impresionante heroísmo de aquellos que se lanzaron apresuradamente hacia el peligro, sin saber a lo que hacían frente. Un ejemplo del enorme valor de londinenses ordinarios. Les doy las gracias en nombre de todos. Representan lo mejor de la humanidad frente al presunto terrorista, que supone lo peor», ha dicho el alcalde, un laborista musulmán con orígenes pakistaníes.

Los vídeos grabados por algunos testigos muestran cómo el sospechoso estaba completamente bloqueado, sobre la acera del puente, por varios ciudadanos, antes de que la policía pudiera tomar completamente las riendas de la situación. Algunas personas presentes durante el incidente han descrito cómo al menos dos viandantes saltaron la barrera metálica para perseguir al agresor y detenerle, antes de que pudiera provocar más daño. En un vídeo mostrado por la BBC, grabado con su móvil por un testigo, se ve cómo uno de los implicados, con traje, corbata y abrigo, se aleja poco después de la escena y parece llevar en la mano un cuchillo.

Un ciudadano se aleja con un cuchillo tras forcejear con el atacante. Twitter

No es la primera vez que se da una muestra de heroísmo anónimo en Londres. Ni siquiera es la primera vez que sucede en ese mismo puente. Hace poco más de dos años, en junio de 2017, el español Ignacio Echeverría, quien llevaba años trabajando cerca de esa zona, saltó apresuradamente de su bicicleta para ayudar a una de las víctimas de otro ataque terrorista. Ignacio, «el héroe del monopatín» (venía de practicar su afición ese mismo día) fue uno de los ocho muertos en esa tragedia, junto a otros 48 heridos. Los tres terroristas fueron abatidos. La reina Isabel II entregó a los padres del español la máxima condecoración en reconocimiento a su valor durante una ceremonia íntima en el Palacio de Buckingham.




Fuente: El país

A %d blogueros les gusta esto: