Deporte

Los más listos del Madrid pueden con el Sevilla


No hace un ruido Nacho y tiene pinta de ser al que le pedirías los apuntes de clase porque los tomaría sin faltas de ortografía. Puede que esa presencia le haya jugado una pequeña mala pasada en el fútbol, donde a veces se valoran más los aspavientos y el ruido. Pero una cosa es la apariencia y otra cosa es lo que se es. Y Nacho, que en este final de temporada se ha convertido en el futbolista que más está jugando en el conjunto blanco, sabe más de lo que da a entender. Concentrado siempre, fue el único que vio que el balón estaba parado tras una falta a Asensio, que nadie había pedido barrera y que todo era un caos a la espera de un orden: a la espera de los hechos habituales en estos casos: uno pide distancia, Ronaldo se acerca al balón, el portero coloca a los suyos. Es un ritual. Pero Nacho, más pillo, más listo o más atento, cogió la carrerilla que le separaba del balón y tiró a puerta. A gol, ante la sorpresa de todos los que estaban en el Bernabéu.

El fútbol es de listos, dicen, pero lo dicen con mala intención, queriendo decir que el fútbol es de los que saben aprovecharse, los que hacen pequeñas trampas y no se les ve, los que engañan. El fútbol es de listos, dicen repitiendo el tópico, queriendo decir en realidad que si no haces esas cosas, esos intentos de engañar, es que eres tonto. Pero el fútbol es de los listos también, pero de los listos sin sarcasmos, los aplicados, que siempre van progresando y creen en lo que hacen, de los que les gusta su trabajo y ganan a los demás por su esfuerzo o por su concentración. De tipos como Nacho, al que ayer el Bernabéu quería abrazar cada vez que tocaba la pelota. Porque está el estadio madridista con unas ganas locas de celebrar el título, no puede más y agradece que tipos como el lateral le acerquen tanto al objetivo.

Listo, inteligente como Nacho es Asensio, un futbolista que va para excepcional y que trabaja como ninguno. Ayer se ganó disputar el choque entero y no dejó de correr. Tiene la habilidad para robar balones que otros no tienen. Y luego le sobra talento para hacerlo jugar. Dobla el pie como nadie, tanto para quitar el balón como para esconderlo. Fue él quien robó la pelota y comenzó la segunda jugada del segundo tanto, que terminó marcando Ronaldo.

Porque Ronaldo es otro de los listos buenos del fútbol, un futbolista que marca goles en momentos fundamentales. No sólo el segundo, sobre todo el tercero, al primer toque, girándose, a la escuadra, para cerrar un partido que estaba tomando un cariz preocupante para el Madrid. No hay mejor delantero que él en el vestuario blanco.

No fue un partido sencillo para el Madrid, que juega contra los rivales y contra su propia angustia. Se puso por delante con dos goles, pero el Sevilla no le dejó nunca estar tranquilo, como si los nervios de Sampaoli en el banquillo se trasladasen a los jugadores, para activarles. Tiene además a Jovetic, un jugadorazo, que a punto estuvo de amargar la fiesta del Bernabéu. Todo el peligro del Sevilla, y no fue poco, los protagonizó él. Dos palos en la primera mitad y el gol en la segunda. Su equipo dominaba y el Madrid no conseguía quitarse el peso de la presión. Pero a diferencia de otros partidos de este año, el Madrid cuenta con el mejor Navas, que ha vuelto y eso es una garantía.

Como ha sucedido tantas veces esta temporada, el equipo de Zidane prefirió el riesgo al control. Le cuesta la serenidad y en cambio, es invencible en el vértigo. El Sevilla ya le amargó en la ida y estuvo merodeando durante gran parte de la segunda mitad en el Bernabéu. Está bien construido el conjunto andaluz cuando tiene que atacar y sin embargo, apenas opone resistencia cuando le llega el rival. Le hizo pasar un mal rato al equipo local, Ttanto que Zidane, que había mezclado a las dos unidades que forman su plantilla, acabó sacando a Modric y Casemiro, además de Lucas Vázquez para controlar el choque.

Con ellos en el campo, dio un paso adelante el equipo, Kroos se pudo ir arriba y en una llegada al área encontró a Ronaldo. Ya no había más partido. Kroos hizo el cuarto, mientras el Bernabéu despedía a su equipo, que ya esta temporada no juega más en su campo. Le quedan tres partidos de una temporada eterna. No es nada.

Lo es todo.

– Ficha técnica:

4 – Real Madrid: Keylor Navas; Danilo, Varane, Sergio Ramos, Nacho; Kovacic (Modric, m.71), Kroos, Marco Asensio; James (Casemiro, m.60), Cristiano Ronaldo y Morata (Lucas Vázquez, m.60)

1 – Sevilla: Sergio Rico; Mercado, Nico Pareja (Montoya, m.46), Mercado, Lenglet; N’Zonzi, Kranevitter, Krohn-Dehli (Diego González, m.88), Vitolo; Correa (Ben Yedder, m.88) y Jovetic.

Goles: 1-0, m.10: Nacho. 2-0, m.23: Cristiano Ronaldo. 2-1, m.49: Jovetic. 3-1, m.79: Cristiano Ronaldo. 4-1, m.86: Kroos.

Árbitro: Undiano Mallenco (colegio navarro). Amonestó a Danilo, Morata, Nacho y Lucas por el Real Madrid; y a Mercado y Correa por el Sevilla.

Incidencias: encuentro correspondiente a la 37a jornada de la Liga disputado en el estadio Santiago Bernabéu ante 79.356 espectadores. Se guardó un minuto de silencio por Yanko Daucik, exjugador madridista.




Fuente: La Razón

Comentar

Click here to post a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *