Los orígenes de Madrid se han vinculado tradicionalmente a una medina árabe, hecho que choca con los recientes hallazgos arqueológicos de la Casa de Campo, que se suman a las distintas zonas donde se concentran restos de dominación romana en la ciudad.

La Casa de Campo, enclave donde se ha encontrado recientemente el suelo empedrado de una casa, tejas, una moneda, parte de dos piscinas o depósitos de agua y restos de cerámica entre trincheras de la Guerra Civil que han sido asociados a un asentamiento romano del siglo II A.C., es el último descubrimiento de una región que cuenta con 533 yacimientos registrados por la Dirección General de Patrimonio Cultural.




Fuente: Agencia Efe

A %d blogueros les gusta esto: