consultor seo


Para un buen bilbaíno, la única capital (del mundo) que reconoce es su ciudad. Pero este sábado Bilbao fue también la capital (al menos española) de la industria del cine y la televisión. Una semana después de que los Forqué recalaran en Zaragoza y dos antes de que los Goya vistan de gala Sevilla, el éxodo que viven las entregas de premios — entre otras razones por falta de patrocinio— trasladó ayer la ceremonia de los Feroz por primera vez fuera de Madrid. Multicapitalidad cultural que tiene, sin embargo, las mismas favoritas, dos películas que muestran una España dividida entre el bien y el mal. El drama sobre la corrupción El Reino, de Rodrigo Sorogoyen, arrasó en cuatro de las principales categorías dramáticas, aunque se repartió protagonismo con el taquillazo Campeones, coronada mejor comedia y favorita del alcalde de la ciudad, Juan María Aburto.

El éxito de la película de Javier Fesser, sobre un equipo de baloncesto formado por jugadores con discapacidad, quizás estuviera escrito, ya que la ciudad, proveedora del evento, cedió para la ocasión el Bilbao Arena, pabellón más acostumbrado a celebrar partidos del Bilbao Basket que a ver desfilar por su cancha estrellas como Inma Cuesta, Jose Coronado, Alejandro Amenábar o la presentadora Ingrid García-Jonsson. La actriz capitaneó un espectáculo más desenfadado, alcoholizado y con más pullas (quizás porque solo se emitía por Youtube, «no nos ha querido ninguna cadena», donde se reumieron unos 7.000 espectadores) no solo para los cineastas y algunos de los 235 periodistas de la Asociación de informadores cinematográficos de España, quienes eligen los premios, sino también para los 3.000 espectadores que ocuparon las gradas previo pago y que convirtieron este evento pasado por vino y cigarros de Najwa Nimri en uno de los pocos con público.

Pese a que El Reino no pudiera tener la vida en taquilla de su compañera, la película no necesitó de los trapicheos de sus políticos protagonistas para llevarse a casa los galardones de drama, dirección, guion (del propio Sorogoyen junto a Isabel Peña), actor protagonista, para el omnipresente, salvo en la gala, Antonio de la Torre, y actor de reparto, para Luis Zahera, una de esas caras fácil de reconocer en cine y televisión incluso si no es tan conocido su nombre. «Los premios también vienen en sobres, eh», les dijo García-Jonsson en la gala. Las categorías de actrices las compartió, eso sí, para una de las revelaciones de este año, Eva Llorach, por Quién te cantará, y Anna Castillo, por Viaje al cuarto de una madre. Esta última, además, logró doblete en cine y televisión, gracias a Arde Madrid, repitiendo la proeza que logró hace un año Javier Gutiérrez. Lo agradecía al resto de actrices, todas compañeras de reparto en televisión. «Me voy a pillar un pedo, ya os lo digo», avisaba emocionada.

El elenco de ‘Arde Madrid’ celebra su galardón. Luis Tejido EFE

Quizás esta multiplicación de eventos por España haga más difícil reunir a lo más granado del stardom español en la misma cancha (llevar a Cruz y Bardem de norte no iba a resultar sencillo), pero en los Feroz eso lo compensó la popularidad actual de las series, a las que también premia. Por la alfombra roja pasearon los jóvenes del fenómeno global de Netflix, Élite, que atrajeron un buen número de adolescentes agolpados a la puerta con sus paraguas para el sirimiri, y la troupe de Paquita Salas (aunque los Javis tuvieron que ausentarse por gripe dejando a los Feroz sin su ya popular fiesta), del que también forma parte la omnipresente Castillo. Las dos favoritas de televisión fueron, aun así, la comedia Arde Madrid, de Paco León —que no pudo acabar su discurso por culpa del vino patrocinador— y Anna R. Costa, y Fariña, la única serie en abierto en la lucha, y, como El Reino, de Antena 3.

La televisión curiosamente también vive esa dicotomía entre el bien, reflejado en los sirvientes de Ava Gardner en Madrid de la serie de Movistar, y el mal, el de Sito Miñanco y los traficantes de las costas de Galicia en la de Antena 3, con tres premios cada una. Una España tan surrealista como jamás hubiera escrito el premio de honor, José Luis Cuerda, al que tras toda una vida con muchas películas y pocos premios (tampoco se lo llevó Tiempo después esta noche) rindió pleitesía un Bilbao a sus pies. De hecho, no hubo mejor homenaje a Cuerda que los discursos ilógicos y animados de los Feroz.

Los ganadores de los premios Feroz 2019

Mejor película dramática

El reino, de Rodrigo Sorogoyen

Mejor comedia

Campeones, de Javier Fesser

Mejor dirección

Rodrigo Sorogoyen, por El reino

Mejor actriz protagonista

Eva Llorach, por Quién te cantará

Mejor actor protagonista

Antonio de la Torre, por El reino

Mejor actriz de reparto

Anna Castillo, por Viaje al cuarto de una madre

Mejor actor de reparto

Luis Zahera, por El reino

Mejor guión

El reino, de Rodrigo Sorogoyen e Isabel Peña

Mejor música original

Alberto Iglesias, por Quién te cantará

Mejor tráiler

Quién te cantará

Mejor cartel

Quién te cantará

Mejor serie dramática

Fariña

Mejor serie de comedia

Arde Madrid

Mejor actriz protagonista de televisión

Inma Cuesta, por Arde Madrid

Mejor actor protagonista de televisión

Javier Rey, por Fariña

Mejor actriz de reparto de televisión

Anna Castillo, por Arde Madrid

Mejor actor de reparto de televisión

Antonio Durán Morris, por Fariña

Feroz especial

Entre dos aguas, de Isaki Lacuesta

Mejor película documental

Apuntes para una película de atracos




Fuente: El país