Meghan Markle y el príncipe Harry han tomado la decisión personal de mantener los planes en torno a la llegada de su bebé en privado. Los duques de Sussex “quieren compartir las emocionantes noticias con todo el mundo una vez que ellos hayan tenido la oportunidad de celebrarlo en privado como una nueva familia”, informaron en el último comunicado en referencia al nacimiento del bebé real.

Los medios británicos no se ponen de acuerdo en cómo se conocerá la noticia de que el primogénito de los Sussex ha llegado al mundo, en este momento la expectación es máxima. Según publicó Daily Mail, el Palacio de Buckingham podría anunciar el momento en el que la duquesa se ponga de parto, y habría que esperar para conocer los detalles posteriores tal como reza el comunicado de los duques. Este hipotético anuncio de Buckingham podría no tener lugar conociendo el deseo de la pareja de recibir a su bebé “en privado”.





Comunicado de los duques de Sussex.
(Kensington Palace)

Lo que sí es seguro que una de las primeras personas en saber del nacimiento será la reina Isabel II, tal como manda el protocolo la monarca debe ser la informada sobre este tipo de asuntos inmediatamente. Otra de las tradiciones que se esperan tras el nacimiento es la aparición de lo que los británicos llaman el easel (caballete), que es un trípode dorado que anuncia el nacimiento de los bebés y otros detalles, colocado junto a la verja del Palacio de Buckingham.

El escueto comunicado que prevenía sobre este nacimiento real sorprende si se lo compara con los extensos dosieres de prensa de información confidencial que eran preparados por el Palacio de Kensington para la previa a los alumbramientos de los hijos del príncipe Guillermo y Kate Middleton, los futuros tíos del bebé.


El sexo y el nombre no serán comunicados inmediatamente, solo cuando los padres quieran

Daily Mail ha sido informado por una fuente cercana a la pareja que “solo quieren un par de horas para disfrutar de ser padres por primera vez antes de que sea comunicado al resto del mundo. Es perfectamente natural, ya que es un momento muy importante en la vida de cualquiera”. El sexo, que no ha sido revelado ya que se dijo que la pareja quería que fuese sorpresa incluso para ellos en el momento del alumbramiento, y el nombre no serán comunicados inmediatamente, solo cuando los padres quieran.





Meghan Markle durante la visita al Teatro Nacional de Londres.
Meghan Markle durante la visita al Teatro Nacional de Londres.
(Yui Mok / GTRES)









Fuente: LA Vanguardia

A %d blogueros les gusta esto: