“Los corsos se merecen algo mejor que la guerra de trincheras”, dijo Emmanuel Macron este jueves durante su último viaje a Córcega para participar en un gran debate con los alcaldes de la zona. El presidente francés ha criticado duramente “las posturas” de los nacionalistas que boicotearon este viaje.

Macron ha llegado a la isla en un clima tenso, la justicia francesa abrió una investigación por terrorismo el lunes tras el descubrimiento de dos artefactos explosivos que habían sido colocados en dos edificios de Hacienda en la ciudad corsa de Bastia a tres días de la visita del presidente francés.






Más de 200 personas se han manifestado contra la visita de Macron

En Cozzano, un pueblo de montaña a una hora de Ajaccio, unos 160 alcaldes, de los 360 de la isla, estuvieron presentes para discutir con Emmanuel Macron temas tradicionales del gran debate, como el lugar de los servicios públicos o las pensiones. Pero pronto el debate se centró en Córcega, sus singularidades y sus relaciones históricamente conflictivas con el Estado. “El orgullo de los corsos también me enorgullece, me encanta esta historia”, dijo el presidente, reconociendo que “cada vez que queríamos negar su singularidad”, la violencia se ha reanudado.

Desde la mañana, activistas han colocado banderas de Córcega en el camino a Cozzano, estrechamente controladas por gendarmes. Emmanuel Macron, quien visitó una charcutería antes de almorzar con miembros del ayuntamiento, ha regresado a París una vez que el debate ha finalizado.

Unas 200 personas se manifestaron en Ajaccio antes de ser dispersadas por fuertes lluvias. Presente en la manifestación, el nacionalista corso, Jean-Guy Talamoni “lamentó profundamente” que “el diálogo no se abra” con Emmanuel Macron. Pero “estamos convencidos de que este diálogo se abrirá porque no se puede imaginar resolver el problema de Córcega más que mediante una discusión”. En Cozzano, el alcalde de Bonifacio, Jean-Charles Orsucci, instó solemnemente al jefe de estado a “encontrar las palabras de paz” porque “de lo contrario, no habrá status quo” y “iremos a días negros”, concluyó.








Fuente: LA Vanguardia

A %d blogueros les gusta esto: