Asaltar los cielos ya no está al alcance de Podemos y sus aliados territoriales, al menos, no estas elecciones. Pero, aún así, los morados confían en un vuelco de última hora que evite la debacle que pronostican los sondeos y superar a Ciudadanos y la ultraderecha de Vox el 28 de abril. Un resultado que les daría argumentos para negociar un pacto de Gobierno con los socialistas, si es que suman.

En el partido están convencidos de que el buen papel de Pablo Iglesias en los debates de candidatos contribuirá a taponar la sangría de votos y a movilizar a los indecisos que todavía dudan entre ellos y Pedro Sánchez –hasta un 10% de electores aún no ha decidido el sentido de su voto–. Un impulso, el de Iglesias, que también ha llegado hasta sus socios catalanes.






Optimismo

Confían en que el papel de Iglesias en los debates televisivos ayude a taponar la sangría de votos

En Comú Podem ha estado falto de energía en la carrera a las generales y la campaña de Iglesias le ha dado el aire que necesitaban en el esprint final. Su candidato, el abogado Jaume Asens, ha sufrido para arrancar y, aunque ha cogido rodaje a medida que se acerca la cita con las urnas, es el líder de Podemos el que ha subido la moral de los comunes en cuanto a sus expectativas electorales.

Asens ha echado el resto esta tarde en el acto de fin de campaña de los comunes, en el barrio de La Florida de l’Hospitalet de Llobregat, para intentar desmentir las encuestas y evitar un descalabro este domingo. Acompañado de buena parte de la candidatura, el abogado ha cargado contra sus inmediatos competidores, PSC y ERC, a los que ha acusado de “pactar con la derecha” cuando hace falta y de no ser “fiables”.

El cabeza de lista de los comunes ha insistido en que son la garantía de que los socialistas no giren a la derecha en el primer cruce y de que el próximo Gobierno de España lleve a cabo las políticas progresistas que el país “necesita”. “Somos los únicos capaces de hacer un nuevo pacto territorial”, ha añadido, un acuerdo que “los de la DUI y el 155 han roto”.








Fuente: LA Vanguardia

A %d blogueros les gusta esto: