España

Los «comunes» abogan por la república y el referéndum en Cataluña


Los «comunes» se pusieron ayer en marcha con una Asamblea Constituyente en la que trazaron los ejes ideológicos que definirán al nuevo partido, pero no acabaron de despejar las ambigüedades que han rodeado siempre a la confluencia de izquierdas en el debate soberanista. La formación, que aglutina a los críticos de Podemos, BComú, ICV-EUiA y Equo, rechazó definirse independentista ni unionista, y apostó por una fórmula confusa, en la que tampoco precisa qué tipo de relación quieren entre Cataluña y España. El redactado que salió adelante, expresa la voluntad del partido por «una República social, democrática y ambiental justa, (…) que quiere compartir soberanías con un Estado plurinacional».

Este texto, que era el impulsado por el grupo promotor de la formación, entre los que se encuentran Xavier Domènech, que encabezará la ejecutiva –mano derecha de Ada Colau, que liderará el Consejo Nacional–, obtuvo el apoyo mayoritario de los inscritos y tumbaron las dos enmiendas propuestas –una independentista y otra federalista–, que originaron un debate tenso. Carles Villader, defensor de la enmienda independentista, criticó las «ambigüedades» de la formación en esta materia, lo que enervó a Domènech, que replicó a Villader que no es «indefinición» sino una «propuesta revolucionaria», ya que se apuesta por defender «todas las soberanías». «No podemos quedar atrapados en hojas de ruta que no son sino prisiones, y que se incumplen constantemente», repuso.

Los «comunes», eso sí, hicieron una defensa acérrima del referéndum y con distintos tonos. El teniente de alcalde de Barcelona, Gerardo Pisarello, hizo un guiño a los que apuestan por una consulta unilateral al proclamar que defenderá el «derecho a decidir y sin permiso», y Domènech, pidió al Pacto Nacional por el Referèndum que no se supedite a la hoja de ruta separatista porque «no hay fecha de caducidad».

En el congreso fundacional celebrado en el pabellón Vall d’Hebron, estuvo Pablo Echenique como representante de Podemos, después de que finalmente Pablo Iglesias declinara asistir, pero envió un vídeo en el que hizo un llamamiento a la «unidad, el encuentro y la fraternidad». La dirección de Podem no estuvo, después de que su secretario general, Albano-Dante Fachín, hubiera rechazado participar en la construcción del nuevo sujeto político. Los que sí estuvieron presentes fueron algunos dirigentes de otras formaciones y entidades, como invitados, entre ellos el primer secretario del PSC, Miquel Iceta, el líder de IU, Alberto Garzón, y el alcadlde A Coruña, Xulio Ferreiro, o los presidentes de la Assemblea Nacional Catalana, Jordi Sánchez, y de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart.

Entre otros puntos aprobados para el documento fundacional, también estará la apuesta por que Catalunya tenga una Hacienda que permita hacer frente a las necesidades del territorio, «sin olvidar la naturaleza solidaria que ha de permita compensar desequilibrios económicos interregionales entre los pueblos del Estado español y de Europa». Asimismo, en el punto de modelo de bienestar para una sociedad justa e igualitaria del documento fundacional, se aprobó una «política de garantía de rentas que tenga un claro efecto redistributivo».




Fuente: La Razón

Comentar

Click here to post a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *