Colombianos de todas las condiciones volvieron este martes a las calles para expresar su rechazo a las políticas del presidente Iván Duque, en una jornada marcada por la muerte del joven Dilan Cruz, de 18 años, primera víctima mortal de la violencia policial en el país.

La muerte ayer del joven conmocionó al país y lo convirtió en un símbolo de resistencia después de pasar tres días en el Hospital San Ignacio de Bogotá, donde fue ingresado al resultar gravemente herido en la cabeza por un miembro del Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad) de la Policía cuando participaba en una manifestación pacífica en el centro de la ciudad.




Fuente: Agencia Efe

A %d blogueros les gusta esto: