Aprende a Posicionar tu Sitio WEB

noa1

Necesitas Visibilidad En Tú Web

noa2
Portada

Los bicitaxis saturan el litoral con la llegada del buen tiempo

consultor seo


Son las diez de la mañana y en el World Trade Center un par de bicitaxis sin logotipo deambulan a la caza del turista. “¿Taxi? ¿Taxi?”, se ofrecen a un grupo de cruceristas mientras a unos metros de allí, en la esquina del edificio de la Agencia Tributaria, cinco vehículos más y sus conductores aguardan al paso de esos mismos visitantes. Aquí sí que hay algunos vehículos que lucen logo, cuyos conductores enseñan mapas con puntos turísticos marcados. Un poco más allá, frente al Museu Marítim aguardan dos bicitaxis más, otro a los pies de la estatua de Colón y tres delante del edificio histórico del Port de Barcelona, donde los manteros preparan su mercancía… Es sólo primera hora de la mañana, es sólo una parte del litoral. Acaba de comenzar la primavera pero los bicitaxis ya colapsan el litoral y su abundante presencia amenaza otras zonas de la ciudad. El fenómeno irrumpió con fuerza en verano del año pasado pero este ya promete¿Hay más que el año pasado? La percepción es que sí, pero los datos dicen que también.





Y es que si en el verano del 2018 había dos centenares de vehículos registrados (las empresas del sector hablaban de 500 en total circulando por toda la ciudad), a fecha de marzo de este año, según datos municipales, ya hay 470 vehículos registrados, pero además 70 están en proceso y otros 16 lo acaban de solicitar. Son más del doble que hace menos de un año. Y al margen quedan los ilegales: que los había y los hay en abundancia.

En este contexto, otro dato. De enero a diciembre del 2018 la Guardia Urbana impuso un total de 122 sanciones por circular con vehículos no inscritos (es decir, ilegales) por la ciudad; entre enero y marzo de este 2019 el Ayuntamiento ya ha puesto un total de 207 nuevas sanciones por la misma causa.


Se ha doblado el número de ciclos de tres ruedas registrados y las multas por no estarlo

Más bicitaxis y cada vez con menos empresas detrás. Se han hecho fuertes grupos que controlan auténticas flotas de vehículos, algunos que se dedican a realquilarlos…

“No lo percibimos (el fenómeno) como un gran boom, aunque desde el sector insisten en que sí”, explica Adriana Malé, coordinadora técnica de la Gerencia de Movilidad del Ayuntamiento.

Sin embargo, el Consistorio está ultimando una regulación más estricta que la actual y que, además, afecta al conjunto de la ciudad. En agosto del año pasado era habitual ver a bicitaxis incluso en la Diagonal. La coordinadora técnica argumenta que se trata de “una previsión a futuros”.





De nuevo, desde mayo a octubre, se prohibirá a estos vehículos que accedan a Ciutat Vella –salvo los que hacen rutas turísticas específicas–, pero la novedad es que también se marcarán una serie de itinerarios por toda la ciudad siguiendo determinados tramos de carriles bici: los que circulen fuera de ellos y por zonas no permitidas serán sancionados.

“Lo estamos trabajando con los técnicos de territorio. Son rutas que también se alejan del centro y que diversificarán la oferta”, señala Malé. Estas restricciones también entrarán en vigor en el mes de mayo.

Pero hay más. El Ayuntamiento de Barcelona también quiere que los bicitaxis dejen de ir al acecho del turista. El año pasado, con la restricción que se puso en marcha en Ciutat Vella durante el verano se establecieron cuatro zonas de recogida de pasaje: la plaza del Duc de Medinaceli, la plaza Antonio López, Marquès de l’Argentera con Circumval·lació y en Circumval·lació con Wellington. En la práctica eso no evitó que se captaran a viajeros por toda la ciudad, si bien en zonas como en la de la catedral se erradicó esta práctica a golpe de multa.


A partir de mayo, estos vehículos sólo podrán circular por rutas establecidas






La idea ahora, explica Malé, es que se establezcan más zonas de recogida: decenas, quizás una treintena repartidas por toda la ciudad, y que estarán vinculadas a las nuevas rutas que se estrenarán en mayo. Quien coja pasaje fuera de ellas, multa.

“El año pasado se hicieron campañas, pero la Guardia Urbana lo tiene muy interiorizado en su día a día…”, explica la responsable de movilidad.

Aunque, y Malé es la primera en reconocerlo, quedan todavía importantes lagunas. Una de ellas puede entrañar graves peligros para peatones y ciclistas: la potencia de algunos de estos bicitaxis. El año pasado se detectaron vehículos con motores que superaban incluso los 40 kilómetros por hora, con motores de 500 kilovatios, que superan el doble de lo permitido. La Guardia Urbana inmovilizó decenas, pero se mantienen vehículos con mayor potencia de la permitida.

“Esto es algo que se escapa de nuestra competencia y estábamos esperando una regulación en este sentido por parte de la dirección general de Tráfico”, explica la responsable técnica de movilidad del Ayuntamiento, que recuerda que, en este caso, para detectar y comprobar que son motores trucados o más potentes se requiere de un laboratorio. Pero también se necesita un paraguas normativo más amplio. El Ayuntamiento de Barcelona, que también pide un carnet específico para los conductores de bicitaxis, sobre todo cuando están desarrollando una actividad económica, ha estado trabajando en su elaboración junto a Tráfico. “Estaba todo cerrado y a punto de salir, pero ahora con las elecciones todo está parado”, señala Malé en referencia a la normativa .





También hay una petición del Ayuntamiento de Barcelona a la Generalitat para que se implique normativamente en este fenómeno. En este caso, apunta la responsable técnica de movilidad, desde su competencia en turismo: que fije precios, que regule también a los bicitaxis como actividad. “Son cuestiones que trascienden a la movilidad y que también son necesarias”, manifiesta Malé.








Fuente: LA Vanguardia