Los asesinos de Javier Ardines utilizaron para reducirle en la emboscada gas pimienta. La sustancia fue identificada en el cadáver del concejal de Llanes, en las vallas que sus atacantes usaron para obligarle a salir de su furgoneta y, lo más importante y determinante en la investigación, se ha identificado en el piso y en el vehículo de uno de los presuntos autores materiales de este crimen que ha conmocionado a la opinión pública por las relaciones familiares que había entre la víctima y el hombre que encargó su muerte.

Ante la ausencia de restos biológicos en la escena del crimen, la presencia del gas pimienta es un elemento que apuntala la importante carga probatoria que en estos meses la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil ha ido elaborando contra los cuatro sospechosos. Tres de ellos, los detenidos el martes en el País Vasco, han pasado este jueves a disposición de la titular del juzgado de Primera Instancia de Llanes. El cuarto sigue en prisión en Suiza, por tráfico de drogas, y la burocracia judicial determinará cuando es extraditado.





Agentes de la Guardia Civil trasladan al detenido como presunto inductor del asesinato del concejal de Llanes (Asturias) Javier Ardines a la vivienda que posee en la parroquia de Belmonte de Pría, muy cercana al que era lugar de residencia del edil, para realizar un registro. EFE/José Luis Cereijido
(Jl Cereijido / EFE)

Los autores materiales del asesinato del concejal sabían que Ardines era un hombre fuerte y decidido, y llegaron a la aldea de Belmonte de Pria preparados con el gas pimienta que dejó aturdido al pescador, de 52 años, padre de dos hijos y abuelo de un nieto.

Por lo tanto, en el atestado que este jueves por la tarde la Guardia Civil ha presentado ante la juez no sólo están las revelaciones contadas por los teléfonos intervenidos durante los últimos tres meses a todos los implicados en la trama, sino que el coche de los autores materiales se ubica en Llanes el día del crimen, y el gas pimienta aparece en cuatro puntos fundamentales.





El hallazgo del gas pimienta ha sido una labor de los laboratorios de criminalística de la Guardia Civil, que se esforzaron en tratar de determinar con precisión hasta la marca concreta del gas que había sido utilizado para reducir al concejal asesinado.








Fuente: LA Vanguardia

A %d blogueros les gusta esto: