La ruptura de negociaciones para una fusión entre BBVA y Sabadell debido a la falta de entendimiento por el precio lleva ahora a los analistas a hacer conjeturas sobre cuál será el destino de los fondos obtenidos por BBVA con la venta del negocio de EE UU y también sobre hacia donde moverá ficha Sabadell.

Desde Renta 4 apuntan a la posibilidad de que BBVA compre el 51,5% de Garanti Bank que no controla o la compra de algún otro banco pequeño en esa área. El mercado ha visto con buenos ojos la venta de Estados Unidos principalmente por el precio muy por encima de valoración, sin embargo pone un poco en entredicho el hecho de que ahora los mercados emergentes (México, Turquía) tengan un mayor peso dentro del Grupo en términos de aportación a la cuenta de resultados.

«Si optase por comprar algo en Turquía, como todo, dependerá del precio, pero el mercado podría no tomarlo bien», explica la firma de análisis que añade que, en cualquier caso no irá destinado al pago de dividendo extraordinario con parte de la caja generada más allá de la ya anunciado del programa de recompra de acciones.

En cuanto a Sabadell, los expertos también creen que buscará alternativas a esta fallida integración con BBVA. El departamento de análisis de Bankinter considera que la entidad financiera catalana buscará alternativas en un mercado donde ya quedan «muy pocos potenciales candidatos a integraciones» pero cree que es improbable que la entidad presidida por Josep Oliú pueda continuar en solitario, lo que desde su punto de vista «resta validez al plan estratégico que pueda presentar».

Ahora, el Banco Sabadell se plantea seguir adelante en solitario, después de dar por rotas las negociaciones con el BBVA para una posible fusión, y se propone desarrollar un nuevo plan de negocio que priorizará el mercado doméstico, con lo que podría estudiar desprenderse de TSB, su filial británica.

Renta 4 destaca que el ahorro de costes derivado del plan de eficiencia llevará a una reducción de costes del 5% en 2021 con el ahorro total de costes de 170 millones de euros de los que 135 millones de euros corresponderían a España.

En cualquier caso, los expertos están de acuerdo en que la cotización de Sabadell seguirá corrigiendo en el corto plazo teniendo en cuenta que acumula una revalorización del 80% en el último mes, y lleva una caída del 11% desde los máximos marcados en noviembre. Hoy, como era de esperar, han tocado fuertes caídas. Concretamente, Sabadell pierde alrededor del 10%.

Otros expertos no descartan que sea ahora el Santander el que decida mover ficha pese a que la semana pasada la presidenta de esta entidad, Ana Patricia Botín, descartó que estén pensando en un movimiento corporativo. Pablo García, de Divacons, considera que Santander podría plantearse tomar el testigo e intentar una fusión con Sabadell que «le devolvería el liderazgo en España. No olvidemos el respaldo gubernamental y del BCE. Una oferta a 0,60 euros por acción nos parecería razonable y generadora de sinergias».

Tras el anuncio de la ruptura de negociaciones de fusión, algunos analistas han revisado sus recomendaciones para estos bancos. Alantra Equities ha recortado a Sabadell a vender desde neutral. Mientras Bankinter retira su recomendación de compra táctica en ambos valores y recorta sus recomendaciones a vender.

Fusiones trasnfronterizas

En cualquier caso, el futuro pasa por una concentración en el sector financiero no sólo en España sino también en otros países europeos.

Las fusiones transfronterizas son una opción para las entidades financieras que están teniendo problemas para desplegar el exceso de capital en sus mercados nacionales, según el analista de Scope Ratings, Marco Troiano.

Las valoraciones de la banca se han hundido debido a una combinación de un entorno adverso de tipos que conduce a bajas rentabilidades y el escepticismo en torno a los valores contables, junto a las prohibiciones de dividendos que impiden que el exceso de capital salga del sistema.

Asimismo, la incapacidad para pagar dividendos, recomprar acciones o encontrar suficientes oportunidades de financiación para desplegar el capital de forma orgánica, está llevando a los equipos directivos de los bancos a recurrir al crecimiento inorgánico para emplear este efectivo.

«Si no hay nada más que se pueda hacer con el exceso de capital, entonces el coste de oportunidad del mismo es cero», ha indicado Troiano en un análisis realizado tras la ruptura del acuerdo entre BBVA y Banco Sabadell.

Aunque continúa siendo escéptico respecto a las fusiones bancarias transfronterizas, debido a que los beneficios son menos evidentes ante unas sinergias en materia de costes más limitadas, el analista de Scope Ratings considera que se están convirtiendo en una posibilidad cada vez mayor por las mínimas cotizaciones y unas reservas de capital acercándose a máximos históricos.

En cualquier caso, ha avisado de que se es necesario ser cautos. «Por muy atractiva que parezca una operación sobre el papel, la cuestión sigue siendo si los bancos estarían mejor invirtiendo el exceso de efectivo en la mejor tecnología escalable», ha apostillado.

Con todo, Troiano ha asegurado que la consolidación bancaria en Europa «se está calentando», sobre todo si se tiene en cuenta el número de conversaciones formales y el alcance de la especulación.

«Consideramos que la consolidación en el mercado es positiva, especialmente en países como Italia, España y Alemania, donde la banca se caracteriza por estar muy fragmentada o tener redes de sucursales muy densas», ha apuntado.

 




Fuente: El país

A %d blogueros les gusta esto: