Arantza Zulueta y Jon Enparantza, abogados de la izquierda abertzale, han aceptado este lunes una pena de tres años y medio y dos años y siete meses de prisión respectivamente tras un pacto con la fiscalía en el caso Herrira, sobre la estructura creada para mantener la disciplina interna de los presos de ETA contra los beneficios penitenciarios. Ambos letrados han aceptado la tesis de la Fiscalía de la Audiencia Nacional que los considera dirigentes de la banda terrorista. Otros 45 acusados de esta trama han aceptado una pena de dos años de prisión cada uno como miembros de base de la organización.

El ministerio público y las acusaciones han aceptado que a todos ellos se les aplique la atenuante de confesión tardía. Hasta el pasado fin de semana, todos ellos negaban que la organización Herrira de apoyo a los presos y a sus familias fuera uno de los frentes de la extinta ETA, que se disolvió en mayo de 2018. La Fiscalía pedia inicialmente condenas de entre ocho y 14 años de cárcel por integración en organización terrorista y penas de inhabilitación para cargo o empleo público que oscilan entre 10 y 15 años.

Representantes de los partidos nacionalistas Esquerra Republicana de Cataluña (ERC), Junts per Catalunya (JxCat) y Bildu acuden para a apoyar a los 47 encausados. Estas formaciones defienden su presencia a las puertas de la Audiencia Nacional como un modo de «mostrar apoyo a los 47 ciudadanos vascos encausados por prestar ayuda a los y las presas vascas».

Entre los ya condenados están los abogados Jon Enparantza y Arantza Zulueta, para los que la Fiscalía pide las mayores penas de prisión. Ambos, junto a otras siete personas, han estado ya en la cárcel tras su detención en la operación Jaque, en 2014, contra los restos de esta gran estructura de la banda terrorista. Cuando fueron detenidos, los dos estaban en libertad tras un arresto anterior en 2010 como responsables del llamado frente jurídico de ETA, Halboka, procedimiento que aún está pendiente de juicio, pese a varios intentos de las defensas para que se juzgara con el frente makos en una misma causa.

Junto a Enparantza y Zulueta se han sentado en el banquillo y han aceptado la condena por integración en ETA otros abogados de etarras como la actual concejal de Bildu en Pamplona, Amaia Izco, el exsenador Iñaki Goioaga y Ainhoa Baglietto, para quienes el teniente fiscal Miguel Ángel Carballo pedía 11 años de cárcel. Según las acusaciones, el frente de cárceles diseñaba y organizaba las campañas de movilización y reivindicación que realizaban los presos en el interior de las prisiones. Además, realizaba un seguimiento directo de la situación de cada uno de los presos.




Fuente: El Pais

A %d blogueros les gusta esto: