Iñaki Fernández (Bilbao, 1981) empezó a montar saraos hace 20 años, en la Universidad, Una década más tarde dirigía, junto a su hermano Gorka, la productora Let’s Go Company. Hoy cuentan con diez producciones en marcha. Entre ellas, cinco musicales, dos espectáculos de variedades entre los que figura The Hole y tres salas de fiestas que han reconfigurado la noche madrileña. La última de ellas es Tacones Manoli un restaurante pensado como experiencia inmersiva, inspirada en el mundo del flamenco.

¿Siempre quiso dedicarse al espectáculo?

En la universidad, con 19 años, monté una fiesta de djs. Comenzó como algo entre amigos y acabaron viniendo 4.000 personas. Fue un éxito. Ahí me picó el virus del entretenimiento y el espectáculo. Hace once años monté un musical en la Gran Vía, se llamaba Bollywoodland. En aquella época aún tenía mi empresa en Bilbao y vivía allí. Me mudé aquí porque era más fácil gestionarlo.

Dieron el pelotazo con The Hole en 2012.

Fue lo que nos hizo establecer la empresa en Madrid. Esta ciudad nos gusta, tiene mucha vida y es eco de todo lo que sucede en España. Con The Hole todo empezó a crecer y crecer.

¿De dónde surgió la idea?

Mi amigo Pere Pinyol, que era el director del Circo Price, hacía allí todos los veranos un espectáculo de cabaret. Lo llevamos a las fiestas de Bilbao y, aunque no funcionó, creímos en él. Así que decidí crear algo parecido. Junté a Paco León y a la compañía Yllana y les propuse hacer un espectáculo que mezclase el cabaret con la comedia y con una historia que hilara todo. Dimos con esta fórmula que anunciábamos como un show con desnudos y una historia de amor entre una persona y una rata. Nos decían que estábamos locos. Siete años después hemos vendido más de dos millones de entradas, viajado a diez países y producido tres versiones. La última, The Hole Zero un superéxito que se mantiene de gira.

¿Prevén que se agote la fórmula?

No. Habrá más The Hole. El Zero vuelve a Madrid este otoño después de girar por España. Hasta el décimo aniversario que es dentro de tres años no volvemos a sacar un The Hole. Será uno especial que recoja lo mejor del espectáculo de los últimos diez años, pero novedoso al mismo tiempo.

Ahora hemos creado otro producto basado en sus ingredientes. Se llama Hotel Habana. Hace dos años estuve en Cuba y vi un talento espectacular. Tiene stand up comedy, hay números de circo, de baile, todo con un tono más familiar, no tan canalla como The Hole. Estará en Madrid esta Navidad en el nuevo Espacio Delicias.

¿Es un espacio gestionado por su compañía? ¿Faltan teatros en Madrid?

Tenemos espacio en el Teatro Gran Vía gracias a un acuerdo con S Media, pero con el volumen de espectáculos que manejamos y para ofrecer espectáculos de temporada más corta, ya que los teatros normalmente programan de septiembre a mayo, faltaba una sala. Adif sacó un concurso para el espacio que hay detrás del Museo del Ferrocarril y ganamos.

¿Qué van a montar allí?

Espacio Delicias será una plaza central con tres espacios, en uno de ellos se instalará el Teatro Bankia, actualmente en Príncipe Pío, y los otros serán dos carpas nuestras. Una dedicada a musicales y otra a cabaret. Allí llevaremos Hotel Habana y La familia Addams, como cierre de gira, durante ocho semanas en Halloween. Vamos a montar un cementerio alrededor de la carpa.

Han llevado el mundo del espectáculo a la noche madrileña. ¿Las tenían todas consigo?

No del todo. Hace tres años creamos Medias Puri, un nuevo concepto en la noche que consiste en salir a tomar copas con amigos mientras ocurren cosas excitantes alrededor.

La fórmula les funcionó.

Muchas noches no dábamos abasto, se formaban colas de hasta dos horas en la puerta. Tuvimos que quitar la venta anticipada porque se agotaban las entradas y queríamos que la gente que se acercara por allí pudiera pasar. Por eso montamos Uñas Chung Lee, un salón de belleza fluorescente que te transporta a una china apocalíptica con personajes locos y extravagantes y con una piscina transparente que baja del techo.

¿Van a continuar en esa línea?

Este año nuestro reto es crear un espectáculo inmersivo. Una cena protagonizada por personajes de la vida flamenca que todos conocemos. Queremos darle la vuelta al concepto de tablao flamenco y cena espectáculo. Se llamará Tacones Manoli. El público recorrerá un palacio del siglo XVIII que fue la antigua bolsa de Madrid y decidirá qué quiere que le pase. Cosas como cortar jamón, hacerse un cóctel con el coctelero o acabar servido de puchero de Manoli que es la dueña de la tienda de zapatos de flamenco que hay en ese palacio. Queremos generar experiencias y sorprender.

¿Qué es más rentable en Madrid, la noche o el teatro?

Ambas funcionan muy bien. Lo más rentable es que el público se lo pase bien. Quizá la noche es más constante y corres menos riesgos y con los espectáculos es un poco como jugar en el casino, nunca sabes cuál va a triunfar de antemano. Los que salen bien, por suerte, compensan a los que salen mal.

Más musicales que los demás

Además de La familia Addams y Dirty Dancing que regresan, Let’s Go Company girará con El jovencito Frankenstein y el El Guardaespaldas. Es la productora con más títulos en marcha la próxima temporada.También estrenarán Ghost, basado en el popular thriller romántico de 1990, que no gozó de mucho éxito en Londres y Broadway. Por eso, para esta versión han hecho algunos cambios. “Le damos más intensidad a la historia de amor y hemos quitado las pantallas de led, para apostar por una escenografía más real y orgánica”, argumenta Fernández.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram




Fuente: El Pais

A %d blogueros les gusta esto: