El portero español
Iker Casillas
abandonó hoy el hospital de Oporto donde estaba ingresado desde el pasado miércoles tras sufrir un infarto de miocardio durante un entrenamiento. El jugador nacido en Móstoles completa así la primera fase de su recuperación, que ahora continuará en su domicilio antes de pensar en volver a los terrenos de juego.

A su salida del hospital se ha dirigido a los medios de comunicación y ha asegura que se encuentra “mucho mejor”, que es consciente de que había tenido “mucha suerte” y que lo importante era “poder contarlo”. Además, ha dado las gracias a todos los que le ayudaron en el momento en el que sufrió el infarto que le ha obligado a estar hospitalizado desde el pasado miércoles y a las miles de personas que le han mostrado su cariño a través de sus mensajes.





Iker Casillas
(Luis Vieira / AP)

“He tenido mucho suerte. Gracias a la gente porque me han hecho sentir querido y hay que sacar una sonrisa de estos momentos. Me emociono un poco viendo tantas muestras de cariño. Quiero agradecer al hospital, al doctor Nelson, a los que contribuyeron a que viniese muy rápido para disminuir el efecto del infarto que tuve y agradecer a la persona que me hizo el catéter y miles las muestras de cariño de la gente a través de las redes sociales a través de vídeo y mensajes”, explicó.

El portero no se pone fecha de vuelta y cree que podría ser en un par de semanas o un par de meses. “Me encuentro mucho mejor, será un reposo de un par de semanas o incluso de un par de meses, no lo sé, la verdad es que me da igual, lo importantes es estar aquí”, señaló el de Móstoles.






“Había que dejar que el corazón se asentase, que el cuerpo se asentase y también la cabeza. Y estamos bien. Lo puedo contar, lo podéis ver. Gracias a la familia, a la gente y a mi club por el gesto que tuvieron el sábado. Y a las miles de personas que me han mandado muchos mensajes que no he podido contestar”, aseguró.

Por último, dejó en el aire su futuro, teniendo claro que lo primero debía ser su salud. “No se lo que será el futuro, pero lo más importante era estar aquí y poder hablar tranquilamente y poder transmitir como me encuentro. Gracias por la espera y nos veremos pronto”, concluyó.








Fuente: LA Vanguardia

A %d blogueros les gusta esto: