Dos hombres observan la fuerza del Miño a su paso por el embalse de Velle, en Ourense. En vídeo, los efectos de la borrasca Elsa en Galicia. BRAIS LORENZO EFE | VÍDEO: ATLAS

Hay días como este jueves en los que, para trazar el mapa del tiempo, es más sencillo citar las zonas que no están en alerta frente a las que sí lo están. Solo seis provincias se libran este jueves de los avisos por lluvia, mala mar y, sobre todo, viento: Almería, Las Palmas, Tarragona, Alicante, Valencia y Castellón, y las dos ciudades autónomas. De las 44 provincias que tienen avisos, 41 lo tienen por vientos. En 28 provincias hay avisos de nivel naranja o riesgo importante por vientos de más de 100 kilómetros por hora, mientras que el resto tiene aviso amarillo, el menor del sistema de Meteoalerta, por vientos de entre 80 y 90 kilómetros por hora. En todos los sistemas montañosos se superarán los 120 kilómetros por hora.

En lo que va de día, los 10 primeros registros de la tabla de rachas máximas superan los 100 kilómetros por hora y el podio lo ocupan 136 en Alto Campoo (Cantabria), 133 en Cabrales (Asturias) y 123 en Chandrexa de Queixa (Ourense). Las lluvias están siendo especialmente intensas en Huelva, que copa seis de los diez registros máximos, con 87 litros en Alosno-Tharsis, 65,4 en Alajar y 64,4 en El Campillo. También está lloviendo mucho en puntos de Ávila, Sevilla y Salamanca. El miércoles, cuando comenzó el temporal que azotará España hasta la madrugada del domingo, ya fue un día muy ventoso y lluvioso y curiosamente la racha máxima fue la misma y en el mismo lugar. En cuanto a las lluvias, cayeron casi 81 en la provincia de A Coruña.

La causa de este tiempo es la extensa, potente y profunda borrasca Elsa. “Se trata de una situación desde luego muy poco habitual, si no excepcional”, resume Rubén del Campo, portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), que confirma que pocas veces la Aemet dibuja un mapa así y que no duda en decir que estamos ante “uno de los días más adversos y complicados del año” por la extensión del fenómeno, ya que aunque las lluvias torrenciales causan más daños, están más concentradas. En realidad, no es un día sino dos, ya que el viernes la situación es muy similar, con avisos en 45 provincias más Ceuta, con 38 provincias más Ceuta en alerta por vientos.

Elsa es “un área de bajas presiones muy extensa, que ocupa casi toda la cuenca oriental del Atlántico norte”. Su centro estará este jueves a mediodía “a entre 1.500 y 2.000 kilómetros de las costas del noroeste peninsular, pero las bajas presiones abarcarán la práctica totalidad de la Península, y sus frentes nos afectarán de lleno”. Portugal, que le dio nombre, Francia y Reino Unido también sufren sus consecuencias.

Las previsiones iniciales se han confirmado e incluso han aumentado los avisos por viento y por lluvias, que son más y más naranjas, el segundo nivel del sistema de Meteoalerta, que contempla tres escalones. Se esperan rachas de vientos fuertes o muy fuertes en un área muy extensa, sobre todo en la mitad oeste y el centro del país.

Por lluvias, el aviso naranja afecta a Ávila y a Huelva, donde se pueden acumular más de 80 litros en 12 horas, mientras que hay avisos amarillos en el noroeste, el noroeste, el oeste —Extremadura, sur de Castilla y León, oeste de Castilla-La Mancha, sierra de Madrid y Andalucía occidental y Pirineos, donde se espera que se recojan entre 40 y 50 litros en 12 horas. En total, entre el jueves y el viernes pueden caer más de 100 litros en Galicia, Andalucía occidental, sur de Castilla y León y norte de Extremadura.

El temporal se extenderá hasta la madrugada del domingo con unas lluvias que empezaron ya el miércoles por el oeste. “Entre jueves, viernes y sábado acabará lloviendo en todas partes de la Península, Baleares y Ceuta”, destaca Del Campo, que añade que el temporal marítimo será especialmente intenso en Galicia y el Mediterráneo y el Atlántico andaluz, con olas de seis metros.

Pero Elsa no hará honor al personaje homónimo de Disney, ya que nieve dejará poca y frío, ninguno. “Trae vientos relativamente templados, por lo que no va a nevar en cotas bajas, aunque el jueves por la noche puede bajar a 1.200 metros”, avanza el experto. Las temperaturas sufrirán un aumento progresivo del miércoles al sábado, de modo que cada día será más cálido que el anterior. El domingo las temperaturas permanecerán sin cambios y de lunes a miércoles seguirán subiendo hasta valores por encima de los normales.

El sábado irá remitiendo el temporal de viento, pero todavía caerá mucha agua en la vertiente atlántica y sur de los Pirineos. Desaparecen los avisos por lluvia, pero 40 provincias más Ceuta se mantienen en alerta por vientos o fenómenos costeros. El domingo lloverá menos, aunque en Galicia y en el Pirineo occidental seguirá cayendo agua con cierta persistencia y se puede producir algún chaparrón en las dos mesetas. A partir del próximo lunes, “se impone poco a poco el anticiclón, que dejará tiempo estable, con pocas lluvias y un ambiente templado, incluso cálido para la época”.




Fuente: El Pais

A %d blogueros les gusta esto: