Moda

Living postureo: La pareja de ‘youtubers’ que destronará a Pantomima Full | Tentaciones

Son anti youtubers. De los que alaban las propiedades del deporte abrazando una bolsa de Doritos, de los que debaten sobre conflictos nacionales con pelo engominado y dudosa credibilidad, de los que se ríen, en definitiva, del personaje ficticio y perfectamente absurdo que proyectamos en la red. Victoria y Nacho son los responsables de Living postureo, el canal de YouTube que en tan solo seis meses ha conseguido enganchar a más de 22.000 suscriptores. La primera guioniza y da vida a la protagonista healthy de Soy una Chica Fitness, mientras que el segundo dirige e interpreta al relamido Me llamo Chema. Dos personajes llevados al extremo con tanta ironía que superan la barrera del humor y la ofensa. 

¿Cómo decidisteis abrir el canal Living postureo?

Victoria: Lo abrimos porque teníamos ganas de contar historias y hacer contenido de humor que considerábamos que no estaba explotado en YouTube. Mostrar personajes que intentan por todo los medios aparentar un estilo de vida y un estatus que no tienen. Personajes que, en el fondo, son bastante desgraciados. Esa actitud la he identificado, en muchas ocasiones, en personas que conozco.

“Estábamos hartos de ver a gente que se jactaba en su Instagram de ser tan saludables, tan abstemios, tan veganos, tan bronceados el 11 de enero en Madrid y tan todo”

Nacho: Nos lo pasamos muy bien haciéndolo y, ojo, nos lo tomamos muy en serio. Si son las 22:00 horas de un jueves, que es cuando subimos vídeo, y no está subido nos volvemos locos. Parece que estamos en prime time, en directo en Sálvame Deluxe. Tenemos otros trabajos aparte. Yo me dedico a la producción audiovisual y Victoria es guionista.

Por qué elegisteis el tema fitness, ¿Son los nuevos hipsters? ¿Son un blanco fácil?

V: Nos hacía mucha gracia el estereotipo del personaje Fitness. Un estereotipo que se disparó con la llegada de Instagram. Estábamos hartos de ver a gente que se jactaba en su Instagram de ser tan saludables, tan abstemios, tan veganos, tan bronceados el 11 de enero en Madrid y tan todo, pero que luego se hartan de chuletones y torreznos en su casa y se beben ocho gin tonics para pasarlos. La vida.

N: El fitness como punto de partida, porque el estereotipo del que habla Victoria nos parecía algo muy interesante con lo que hacer comedia. Pero en verdad es solamente eso, un punto de partida. Tenemos más personajes en el tintero que esperemos que funcionen igual de bien.

¿Cómo describiríais lo que hacéis?

N: Comedia en falso documental con ciertas licencias formales que nos permiten, básicamente, hacer lo que nos da la gana. Contamos la historia desde nuestro punto de vista personal. No nos preocupamos demasiado por los formalismos o por adaptarnos a un estilo concreto.

En qué momento visteis que vuestro proyecto iba en serio.

N: No nos esperábamos para nada la acogida y en eso estamos muy contentos y muy agradecidos. Para nosotros el punto de inflexión fue cuando hicimos el vídeo con Esty (Soy una Pringada). La colaboración con ella nos permitió llegar a mucha más gente.

Vuestro humor se basa en situaciones cotidianas con ciertos gags millennials, ¿lo hacéis porque es fácil identificarse con los casos que planteáis o porque las personas en general somos muy absurdas?

V: Por las dos cosas. De todos modos, creo que hemos entendido muy mal las redes sociales. Creemos, en nuestro cerebro millennial, que hay que mostrar siempre ‘lo bonito’ y, desde el nacimiento de Instagram, la locura de mostrar boniteces se ha disparado exponencialmente. Tenemos una obsesión compulsiva por registrar todas las cosas buenas de nuestra vida porque, de lo contrario, es como si no hubiesen existido. El principal objetivo es que los demás crean que tenemos una vida sensacional. Que luego estemos en nuestra casa viendo Netflix, sin duchar, hasta arriba de Orfidales y más solos que la una, es secundario porque acabamos de subir la foto de nuestros pies en la arena con el hashtag #sunset. Ya está bien.

He estado viendo vuestros comentarios y me ha sorprendido porque la mayoría son positivos. ¿Los filtráis o es que por fin entendemos la ironía?

V: No los filtramos, generalmente los comentarios son buenos y eso es muy guay. Los comentarios negativos vienen de personas que no entienden la ironía y creen que Chica Fitness es un personaje real. El mal encarnado con mallas del Decathlon.

N: Con el personaje de Chema nos pasa exactamente lo mismo, pero sin mallas.

¿Qué es lo mejor y lo peor de pasarse el día en mallas?

V: Pues lo mejor es que puedo hacer sentadillas y levantar la pierna en cualquier lugar y es muy fácil combinarlas. Lo peor es que los leggings ven el futuro, saben antes que tú que te estás poniendo un poco como un zurullo. Eso es un poco bajona.

¿Se puede hacer humor de todo o a veces os ponéis límites?

V: Se puede hacer humor con todo siempre que esté bien planteado. Aunque hay humor con el que nosotros no nos sentimos cómodos y, simplemente, no lo hacemos.

¿Y se puede ser cruel siempre que lo hagas con una sonrisa?

Victoria: La crueldad no es nuestra crueldad, es la del personaje. Eso nos da ciertas licencias para decir cosas que quizá no diríamos (en público) siendo Victoria y Nacho.

“Los comentarios negativos vienen de personas que no entienden la ironía y creen que Chica Fitness es un personaje real. El mal encarnado con mallas del Decathlon”

¿Dónde empieza y donde terminan vuestros personajes?

V: Lo que se ve en la pantalla es el personaje. Pero hay una parte del personaje de Chica Fitness que está en ti, en mí o en cualquiera. Por eso, de alguna manera, la gente se siente identificada. De todos modos, hay mucha gente que ahora me ve, como Victoria, comiéndome un bocata de jamón y bebiéndome una cerveza Mahou clásica (la mejor) y me regañan porque es ‘poco fitness’.

¿Cuáles son vuestros héroes o ídolos?

Si te refieres al mundo de Internet nuestros ídolos y referencias son Venga Monjas, el universo Chanante, Isa Calderón, David Suárez, los Javis y los tuits de Buarena… y podríamos decir muchos más. Hay contenido brillante en Internet.

Para triunfar en Youtube, ¿es importante tener una coletilla o frase que asocien a ti?

N: No es necesario, pero al final es inevitable. La propia audiencia del canal es la responsable de coger esas coletillas y convertirlas en frases recurrentes. El #piquitocerrao es ya patrimonio de Internet.

En realidad, ¿estáis suscritos a algún gimnasio o habéis corrido algún maratón?

V: Sí que hacemos algo de deporte pero no hemos corrido maratones. Tampoco me gusta ir de espectadora. Ver a gente pasarlo mal me pone un poco nerviosa.

N: Yo juego mal al fútbol.

¿Qué creéis que aportáis al universo Youtuber?

N: Contenido lejos de los challenges, los tags de siempre… Intentamos crear vídeos que nos gusten como espectadores. Así llegamos a un público que es como nosotros: idiota.

En los vídeos de Chica Fitness dejáis muy claro el objetivo: “quiero hacerme rica”. ¿Cómo va la cosa?

V: Mal. Muy mal. Esto de ser Youtuber es más complicado de lo que creíamos. Pinchad en los anuncios a ver si así llega el dinerito.

N: Sí, por favor.

¿Habéis conseguido el apoyo de marcas?

V: Hemos recibido algunas propuestas pero, de momento, ninguna nos termina de convencer. Todavía estamos esperando a que Decathlon nos pegue un toque. Se están haciendo los difíciles.

¿Cuál es vuestro sueño?

N: Creo que lo que más me gustaría hacer es nuestra propia serie. Un proyecto con un corte más profesional, con más medios. Es algo en lo que ya estamos trabajando, a ver si conseguimos hacerlo realidad (se aceptan mecenas).

V: Poder hacer nuestra propia serie y vivir de escribir comedia sería lo mejor que podría pasarme. Aunque bueno, si me hago rica sin hacer nada, también bien.

Puedes seguir Tentaciones en Facebook, Twitter, Instagram,o suscribirte aquí a la Newsletter.




Fuente: El país

Comentar

Click here to post a comment