Una nueva vuelta de tuerca desde la plaza Sant Jaume. Después de que a media mañana se retiraran los símbolos independentistas que había en el balcón del Palau de la Generalitat, finalmente hoy, a las tres de la tarde, se volvió a colocar una nueva pancarta bajo el lema “Libertad de opinión y expresión. Artículo 19 de la declaración universal de los derechos humanos”.

De esta manera, el presidente de la Generalitat Quim Torra vuelve a burlarse de la Junta Electoral Central (JEC). La hora escogida no es gratuita. Las tres de la tarde era el momento fijado por la JEC para que se retiraran todos los símbolos independentistas que había tanto en el Palau de la Generalitat como en las diferentes consellerias. La nueva pancarta se ha puesto en el balcón poco después de que la Fiscalía anunciara que se querellará contra Torra por un posible delito de desobediencia a la JEC.

En paralelo, en un comunicado hecho público cuando se retiraba la pancarta de Palau, Torra ha anunciado su propósito de presentar, este mismo viernes, un recurso contencioso administrativo contra la decisión de la JEC pidiendo la suspensión «inmediata» de sus acuerdos.

Fuentes de la Generalitat han precisado que el recurso se presentará ante el Tribunal Supremo y que en él se urgirán medidas cautelares para paralizar el efecto de las resoluciones de la JEC.

Además, Torra presentará la próxima semana una querella contra la JEC por presunta prevaricación.

Mientras tanto, la fiscal general del Estado, María José Segarra, ha ordenado a la Fiscalía de Cataluña que, una vez que tenga conocimiento de todas las actuaciones, interponga una querella contra Torra por ignorar los requerimientos de la JEC.




Fuente: La Razón

A %d blogueros les gusta esto: