Cerca de 900 niños de la milicia civil anti-Boko Haram, fundada en 2013 para proteger a las comunidades de los ataques de grupos yihadistas en el noreste de Nigeria junto con el ejército, fueron desmovilizados el viernes, dijo UNICEF.

“Un total de 894 niños, incluidas 106 niñas, han sido liberados de las filas de la CJTF (Fuerza de Tarea Conjunta Civil) en Maiduguri, noreste de Nigeria hoy (viernes)”, dijo el Fondo de la ONU para los niños en una declaración antes de una ceremonia que se llevará a cabo en el día en el estado de Borno. “Fueron utilizados por grupos armados en funciones de combate o no, fueron testigos de asesinatos y violencia”, dijo Mohamed Fall, representante de UNICEF para Nigeria.






Estas milicias civiles fueron creadas para proteger a las comunidades de grupos yihadistas en el noreste de Nigeria

Según un informe de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) en 2017, Nigeria tenía más de 15 millones de niños entre las edades de 5 y 14 años obligados a trabajar, “algunos de los cuales son utilizados como soldados en conflictos armados”. “Seguiremos luchando hasta que no quede ningún niño en las filas de los grupos armados en Nigeria”, dijo Fall en su declaración, diciendo que aún son varios miles.

Estas milicias civiles fueron creadas para proteger a las comunidades de grupos yihadistas en el noreste de Nigeria y ahora son financiadas y apoyadas por las autoridades del país. Apoyan a las fuerzas armadas, especialmente en los puestos de control o para garantizar la seguridad de los campamentos de desplazados internos.

Sin embargo, han sido repetidamente criticados por su abuso de civiles o delitos extrajudiciales, incluido el reclutamiento de niños en las tropas: una vergüenza para la comunidad internacional que financia y arma a Nigeria en su lucha contra Boko Haram.

“Desde septiembre de 2017, cuando el CJTF firmó un acuerdo comprometiéndose a tomar medidas contra el uso de niños en las tropas, 1.727 niños y adolescentes han sido liberados y no ha habido ningún nuevo reclutamiento” , dice Unicef ​​en su comunicado.

El conflicto con Boko Haram ha cobrado más de 27.000 vidas desde 2009 y más de 1.7 millones de personas aún no pueden regresar a sus hogares.








Fuente: LA Vanguardia

A %d blogueros les gusta esto: