Portada

Letizia reina en Inglaterra

consultor seo


La reina Letizia realizó ayer por la tarde una visita relámpago a Londres con motivo de la exposición
Sorolla: Spanish Master of Light
( Sorolla, maestro español de la luz), que se inaugura el lunes en la National Gallery. El viaje no tuvo la pompa de la visita oficial que los Reyes de España realizaron al Reino Unido en julio del 2017. En esta ocasión fue sola, pero en el museo le esperaba el príncipe Carlos, que también acudió solo, sin su esposa, la duquesa de Cornualles. Por motivos que se desconocen doña Letizia hizo esperar 20 minutos al hijo de Isabel II. Ante el retraso, el heredero decidió esperarla dentro, y en la puerta de la pinacoteca, situada en Trafalgar Square, se quedó esperándola el ministro español de Cultura, José Guirao.






La Reina eligió un sofisticado vestido de grandes flores y falda voluminosa de Carolina Herrera

El príncipe de Gales recibió a la Reina besándole la mano y luego se dieron dos besos en la mejilla. La buena sintonía entre ambos fue patente durante todo el recorrido por las diversas salas de la exposición acompañados por los responsables de la misma que le iban explicando el significado de las pinturas, y también por Blanca Pons. Sorolla, bisnieta del pintor.

Para la visita la Reina eligió un acertado vestido, que le favorecía, tanto por la silueta como por los colores, firmado por Carolina Herrera. Se trata de un cuerpo ajustado con cuello a la caja y manga tres cuartos y una voluminosa falda por debajo de la rodilla. El estampado era de grandes flores teñidas de tonos lilas, verdes y corales sobre un fondo en azul petróleo. Completaba el look con unos salones de ante en azul marino de Nina Ricci. Firma que pertenece a la empresa catalana Puig, igual que Carolina Herrera. La cartera de mano, de un azul más oscuro, era del diseñador Felipe Varela.

Las únicas joyas que lució fueron unos pendientes de aguamarinas de Bulgari, unas piezas con criollas de topacio azul, diamantes blancos y colgando otro topacio azul en forma de lágrimas, que le regaló la firma de joyería con motivo del nacimiento de la princesa Leonor. Por último, el pelo lo llevaba recogido con una coleta baja con mechones sueltos.








Fuente: LA Vanguardia

Comentar

Click here to post a comment