Leonie Charlotte von Hase tiene 35 años, es madre de un hijo de tres y dirige una empresa de venta de ropa vintage online basada en la ciudad de Kiel. Nada raro para una mujer emprendedora y segura de sí misma, pero Leonie escribió un nuevo capítulo en el mundo de los concursos de belleza cuando el pasado domingo fue elegida Miss Alemania 2020. La elección marca un hito, ya que es la primera vez en los 93 años de historia del concurso que una mujer de 35 años resulta coronada y, además, por un jurado que estuvo integrado solo por mujeres.

El jurado ya había anunciado medidas revolucionarias: subió la edad mínima para participar en el concurso a los 18 años, permitió que participaran madres sin obligación de estar casadas y anunciaron que ninguna de las concursantes tendría que posar en biquini. Pero esto no fue todo. Las prendas de baño fueron reemplazadas por vestidos de noche y moda informal e incluso, por primera vez en su historia, una de las aspirantes estaba embarazada.

“Fue agradable ver a mujeres en toda su diversidad y con toda su historia”, dijo la presentadora de RTL, Frauke Ludowig, miembro del jurado. “Alemania puede estar orgullosa de sus mujeres”. La organización del certamen, Miss Germany Corporation (MGC), anunció que con estas modificaciones se intentaba acabar con los clichés y estereotipos que rodean al certamen.

“Mi prioridad es y sigue siendo la familia. No puedo dejarlo todo de lado para ser una maniquí” dijo la ganadora al revelar que su triunfo no la convertiría en una herramienta publicitaria ni comercial, a causa de su nuevo titulo. “No tengo ninguna gana de ser la típica miss. Mis prioridades no van a cambiar porque me den un papel más”, anunció.

La biografía de Leonie Charlotte von Hase ya anunciaba cambios para el certamen. “Nacida en Namibia, mi identidad como cuarta generación germano-africana está impregnada de influencias culturales”, escribió al revelar en la página web del concurso su vida profesional. “En Ciudad del Cabo estudié interpretación, literatura inglesa y comunicación y, finalmente, me gradué en Estrategia de Marca Creativa. En 15 años he trabajado como camarera, redactora, consultora de marketing, organizadora de eventos, compradora y agente de diseño, estilista, directora creativa, periodista, escritora fantasma, bloguera de alimentos, modelo y actriz; he vivido en Londres, Stuttgart, Berlín, Atenas y Milán”.

Una mujer independiente en plena era del movimiento MeToo: “Mi participación proviene de la plena convicción y el apoyo al cambio de concepto de Miss Alemania. Las mujeres hace tiempo que dejamos de estar interesadas en luchar por un estándar de belleza convencional. Mi percepción de una mujer hermosa es la fuerza, el carácter y la autenticidad que irradia”.




Fuente: El país

A %d blogueros les gusta esto: