Las «sardinas» italianas, un movimiento juvenil que nació hace un mes en Bolonia para protestar contra las políticas de ultraderecha, celebraron hoy en Roma su primera reunión nacional y pidieron eliminar el decreto antiinmigración del exministro del Interior y líder de la Liga, Matteo Salvini.

Después de celebrar el sábado una multitudinaria concentración en la capital italiana, a la que asistieron más de 40.000 personas según cifras de la Policía y 100.000 según los organizadores, los responsables del movimiento se reunieron hoy en un edificio ocupado para debatir y elaborar un documento programático de seis puntos.




Fuente: Agencia Efe

A %d blogueros les gusta esto: