Cultura

Las salas de cine aseguran que el 71% sí ha aplicado el descenso del IVA | Cultura


Esta mañana, representantes de la Federación de Cines de España se han reunido en la Academia de Cine con su presidente (Mariano Barroso) y uno de sus vicepresidentes (Rafael Portela) para comentar el impacto de la bajada del IVA del cine, del 21% al 10%. Y han aprovechado para presentar un estudio sobre la aplicación de ese descenso, que otro informe de Facua -la asociación de defensa de consumidores- del 22 de agosto aseguraba se había realizado de forma íntegra solo en un tercio de cines.

El estudio de FECE resume una encuesta realizada entre los exhibidores. A ella han respondido empresas que aglutinan el 81,57% del mercado. Según sus datos, de esas salas el 87% sí han realizado una bajada de precios. Es decir, 70,96% de todas las salas -respondieran o no-. Y de esta cuota, el 72,3% el descenso ha sido íntegro y el 27,6% de manera parcial. Según los exhibidores “esto se debe a la absorción parcial del impuesto que realizaron en su día los cines ante la subida del IVA del 8 al 21%, de tal forma que ahora estos cines han reducido sus precios en el mismo porcentaje que subieron en 2012”.

Queda un 13% de quienes han respondido que no han tocado el precio. FECE explica en el comunicado el comportamiento de esas salas: “Son cines que en su día no repercutieron al espectador, ni parcial ni totalmente, la subida del IVA del 8 al 21%”.

Una larga lucha contra una fiscalidad “llamativa”

Desde que se anunció la aplicación de la subida del IVA en las salas de cine —que pasó en 2012 del 8 al 21%— los exhibidores batallaron para volver al menos a un tipo impositivo más cercano a ese 8%, y no a aquella fiscalidad “llamativa”, aseguraban. El presidente del FECE (la Federación de Cines de España), Juan Ramón Gómez Fabra, llegó a enviar una carta en noviembre de 2014 al entonces presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en la que arrancaba confesando: “Señor presidente: tengo 62 años, les voté en las últimas elecciones creyendo en su programa electoral […]. He tratado personal y colectivamente, como presidente de FECE, de argumentarle su error, pero veo que es un esfuerzo inútil”. En 2016 PP y Ciudadanos incluso acordaron bajar el IVA cultural pero excluyendo al del cine. Y hasta la aprobación de los últimos Presupuestos Generales el pasado 4 de julio, el IVA de las entradas a salas no bajó hasta el actual 10%.

Facua, en cambio, presentó el pasado 22 de agosto un estudio en el que analizaba 102 cines de 45 ciudades y concluía que dos tercios no habían trasladado enteramente la rebaja de 11 puntos del IVA a los consumidores en el precio de las entradas. Acusaba a muchos exhibidores de “tomarles el pelo” al Ejecutivo y a los espectadores antes de entregar el informe a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia. Según sus datos, 33 cines de los 102 habían repercutido la bajada del IVA al precio de las entradas (con un redondeo al alza o a la baja a la fracción de 5 céntimos más próxima, o incluso con reducciones superiores). Del resto, 36 mantenían el precio que aplicaban en enero —cuatro incluso lo han subido— y otros 33 lo habían reducido, pero menos de lo que supone la bajada de 11 puntos en el impuesto.

Tras conocerse los datos de Facua el ministro de Cultura y Deporte, José Guirao, dijo: “Creo que los exhibidores se juegan la credibilidad si no rebajan los precios y aplican en la taquilla lo que supone pasar el IVA del 21% al 10%”, aunque dos días antes había ido más lejos, al contemplar “revisar” el impuesto si las salas no lo trasladaban al público, algo sobre lo que en realidad no tiene competencias (depende del Ministerio de Hacienda).

FECE insiste en su informe: “Las salas de cine, tras la entrada en vigor del 10% de IVA, han actuado, de forma libre e individual, coherentemente, con la decisión que adoptaron en su día tras la subida del impuesto al 21%, bien bajándolo en su totalidad, parcialmente en función de la subida que aplicaron en su momento o manteniendo sus tarifas aquellos que no las incrementaron en su momento”. Y apunta a datos de la auditora ComScore para insistir: la entrada de cine ha bajado su precio medio de “6,22 euros en junio a 5,82 euros en julio”. El comunicado se cierra con esta afirmación: “Además, durante el último lustro el precio se ha reducido en un 8.5%”. De 6,47 euros en 2011, cuando el IVA estaba al 8%, a 5,92 euros en 2017.




Fuente: El país

Comentar

Click here to post a comment