El sector turístico podría cerrar el verano con una caída de ingresos superior a los 40.000 millones de euros respecto al año anterior, sobre todo por el previsible descenso de las llegadas internacionales, aunque también el turismo nacional se resentirá por el temor a contagios del coronavirus y por el efecto de la crisis económica.

Usando como referencia los datos de 2019, en los meses centrales de la temporada turística (junio-septiembre) llegaron a España 37,7 millones de turistas extranjeros, que dejaron 43.147 millones de euros, según las encuestas de entradas por fronteras y gasto turístico del Instituto Nacional de Estadística (INE).




Fuente: Agencia Efe

A %d blogueros les gusta esto: