La droga se llevó las vidas del doble de presos en 2018 que el año anterior. El año pasado se registraron 62 fallecimientos frente a los 28 registrados un año antes, según el Gobierno en respuesta a una pregunta parlamentaria del diputado de EH Bildu en el Congreso Jon Iñarritu.

En 2018 se registraron 210 fallecimientos en el interior de las prisiones y en los hospitales de referencia de los centros penitenciarios. La cifra supone un 42,9 % más que en 2017. En su mayoría, se trató de muertes naturales (105 casos, frente a los 87 del año previo), pero el consumo de drogas es la causa que más ha crecido. 

También ha subido la cifra de muertes por suicidios, que han pasado de 27 a 33. Las defunciones a consecuencia del sida fueron cuatro, dos más que en 2017. Los accidentes se cobraron cinco vidas, tres más que en el anterior ejercicio, y solo se registró una muerte por agresión, ocurrida en la prisión madrileña de Soto del Real. 

En las cárceles de Madrid se registraron 25 muertes; 24 ocurrieron en los centros de Sevilla, seguidos de 16 en Cádiz y 11 en Alicante. Por causa de drogas las prisiones sevillanas contabilizaron 12 víctimas, cuatro más que en 2017.




Fuente: El Pais

A %d blogueros les gusta esto: