El sueño del Ajax en la Champions League acabó este miércoles tras perder por 2-3 en Amsterdam ante el Tottenham Hotspur. Los holandeses tuvieron la final europea a su alcance, con un inicio de partido muy poderoso, y dos goles en el marcador, pero los de Pochettino no se rindieron, y un hat trick de Lucas Moura sentenció el partido y la eliminatoria.

El tercer gol de Moura, que llegó en el descuento, fue durísimo para los jugadores del Ajax. Muchos de ellos quedaron tumbados sobre el césped, desolados, un sentimiento que volvieron a mostrar tras los pitidos finales, cuando ya no pudieron aguantar las lágrimas.





Una dura despedida tras una campaña europea en la que el equipo consiguió liminar a grandes como el Real Madrid o la Juventus. El despertar fue malo, pero a los jugadores les quedará el recuerdo de los logros conseguidos a lo largo de los últimos meses.

Los jugadores del Ajax, tras el tercer gol de Lucas Moura
(Dylan Martinez / Reuters)




Fuente: LA Vanguardia

A %d blogueros les gusta esto: