Una veintena de estados insulares del Pacífico, cuyos habitantes claman en la COP25 por su derecho a permanecer en la tierra de sus ancestros, están en la primera línea del frente de la crisis climática y constituyen un sistema de alerta temprana ante la subida del nivel mar y la pérdida de suelo.

Han estado presentes en esta cumbre agrupados en el pabellón de las islas del Pacífico, el ‘Moana Blue Pavillion’, lleno de color, flores y folclore indígena, pero también de miedo y reivindicaciones. El propio nombre, Moana, un término de origen maorí, cuya traducción al castellano se corresponde con ‘océano’, se identifica con uno de los leitmotiv de la Cumbre del Clima de Madrid (COP25), denominada COP Azul.




Fuente: Agencia Efe

A %d blogueros les gusta esto: