La selección española femenina de balonmano se conjuró para convertir la baja de última hora de la capitana Carmen Martín, que se perderá la cita mundialista por una fascitis plantar, en una motivación extra para lograr en el Mundial que arrancará la próxima semana en Japón la clasificación para los torneos preolímpicos.

«Es sin duda una baja importante, pero tenemos que hacer que se convierta en un plus. Vamos a ir a por todas a por esa plaza por ella y por todas nosotras», señaló la portera Silvia Navarro durante el acto de despedida de la selección celebrado este miércoles en la sede del Comité Olímpico Español.




Fuente: Agencia Efe

A %d blogueros les gusta esto: