Aprende a Posicionar tu Sitio WEB

noa1

Necesitas Visibilidad En Tú Web

noa2
Portada

Las graves contradicciones de Raquel Sánchez Silva ante la justicia italiana

consultor seo


El caso Biondo no deja de producir escalofríos a medida que las informaciones se suceden. Mario Biondo murió hace casi seis años y, desde entonces, las extrañas circunstancias en que su cuerpo fue hallado [aquí, toda la información] siguen suscitando controversia. Y contradicciones. Su viuda, la presentadora Raquel Sánchez Silva, incurrió en algunas de suma gravedad en su deposición ante los fiscales italianos Calogero Ferrara y Claudio Camilleri, que viajaron a Madrid por dos veces, en febrero de 2014 y en junio de 2016. Hasta ahora no les habíamos ofrecido esa información por consejo legal de los letrados que asisten a la familia Biondo. Filtrada su declaración desde un medio italiano, podemos profundizar en las contradicciones más relevantes de una situación muy tensa.






Hasta ahora no les habíamos ofrecido esa información por consejo legal de los letrados que asisten a la familia Biondo. Filtrada su declaración desde un medio italiano, podemos profundizar en las contradicciones más relevantes de una situación muy tensa

Raquel agarra con fuerza a Emanuela, hermana de Mario. Fue durante su entierro, el 6 de junio de 2013.
(©GTRESONLINE)

La Vanguardia publicó en exclusiva la discordancia horaria entre la cronología oficial del hallazgo del cuerpo de Mario Biondo en su domicilio de la calle Magdalena y el relato de dos testigos ante la fiscalía italiana, ambos con negocios en la misma calle. También que las fotografías realizadas por las agencias de prensa cuando el cadáver es trasladado al Instituto Anatómico Forense muestran datos incompatibles con esa cronología oficial. El vídeo filtrado por el programa ‘Le Iene’ de Italia 1 (Mediaset) arroja otros dos testimonios demoledores en esa misma dirección.

El primero es el de la propia empleada doméstica de la pareja, Vilma Graciela. En el atestado policial afirma haber recibido una llamada de Raquel sobre las cuatro de la tarde, alarmada porque Mario no ha acudido a trabajar a ‘Masterchef’ y no atiende al teléfono, por lo que se desplaza a la mayor velocidad a la casa. Halla el cuerpo sobre las 17 h y, muy asustada, baja a la calle. Se encuentra un coche de la Policía Municipal, a quien da parte de lo sucedido. Aquí termina su testimonio según el atestado. En la declaración ante los fiscales italianos rebaja los tiempos media hora –cree recordar que llegó al Nº 4 de la calle Magdalena sobre las 16:30– y sostiene que al bajar al exterior le pidió a un transeúnte si podía llamar a la Policía. Primera contradicción.






La empleada doméstica se contradice en el modo en que avisó a la Policía y duda de la hora en que la llamó Raquel para que fuese a interesarse sobre el estado de Mario

Pero nos interesa más lo siguiente: el interrogador le responde que el señor a quien le pidió ayuda asegura que fue entre las 12 y las 14 h. El fiscal le recuerda que el camarero del bar donde Mario solía tomarse un cortado, también afirma que había agentes de Policía sobre la misma hora, hacia mediodía. Así, la empleada se pone nerviosa y dice no estar segura de la hora, quizá Raquel la llamó a las 14:45.

Santina D’Alessandro, madre de Mario, ofrece al programa otros dos documentos contradictorios, no en la hora en que fue hallado el cadáver de su hijo sino en la hora en que murió. El primero, el auto de levantamiento del cadáver, da las 4 de la mañana. El segundo, el parte de defunción, las 6. Quizá dos horas no significan demasiado, sin embargo, la familia sostiene que Mario murió mucho antes, ya que en su estómago había alimentos sin digerir. Por cierto, un dato que la negligente autopsia española no detectó porque el forense, querellado por los Biondo, no se preocupó de abrir el estómago.






Una vecina asegura entró en el edificio entre las 17 h y las 17:30 y que Raquel lo hizo cinco minutos después que ella, si bien la presentadora declara ante los fiscales italianos y la Policía Nacional que no llegó a Madrid hasta las 20 h.

El libro que acaba de ver la luz en Italia recoge casi cinco años transcurridos desde la muerte de Mario Biondo.
El libro que acaba de ver la luz en Italia recoge casi cinco años transcurridos desde la muerte de Mario Biondo.
(LVD)

Si todo esto no fuese suficiente para sospechar que algo turbio envuelve la muerte y posterior insuficiente investigación de la muerte del cámara italiano, el testimonio que ofrece una vecina del mismo rellano en que vivían Mario y Raquel es absolutamente meridano. La mujer afirma haber oído “gemidos” o “respiraciones fuertes” de hombre en torno a las doce de la noche –recordemos que Mario estaba solo–, sonidos muy distintos a los propios de una pareja haciendo el amor. Así lo asegura en sede judicial. La vecina, que esa noche salió a una fiesta, se encontró con la macabra realidad al día siguiente, cuando regresó a su domicilio tras pasar el día fuera. Asegura que era en torno a las cinco de la tarde, las cinco y media a lo sumo. “Cuando Raquel llegó, me preocupé por ella para que no pasara por el segundo piso y la acompañó al cuarto para tomar agua y evitar que viese el levantamiento del cadáver”.





¿A qué hora llegó Raquel? Según el testimonio de esta vecina, cinco minutos después que ella. ¿Es posible que fuesen las 20 h? “Imposible”, afirma tajante. Raquel Sánchez Silva aseguró en sus dos declaraciones, tanto a la Policía española como a la fiscalía de Palermo, que estaba en Plasencia visitando a unos familiares, que llamó a la empleada doméstica hacia las cuatro y que no regresó a Madrid hasta las 20 h. La presentadora dijo a la Policía que abandonó el edificio hacia las 22 h. Sin embargo, hay fotografías de agencias de prensa que la sitúan saliendo por el portal, abatida, a las 20:36. Desde luego, la luz del día hace pensar en que no podían ser las diez.


Aunque Raquel alude a un número de teléfono que Mario marcó aquella noche, varias veces, y que se correspondería con alguien dedicado al menudeo de drogas, ella misma tenía en su teléfono conversaciones y mensajes con el mismo sujeto, según los fiscales italianos

Como publicaba ayer La Vanguardia en primicia, el interrogatorio se volvió en contra de la presentadora de modo sorpresivo. El fiscal le pregunta si conoce a un supuesto traficante de drogas llamado Nacho Leonardi. Ella dice no saber quién es. También si tenía conocimiento de que su marido consumiese algún estupefaciente, extremo que ella niega. Sin embargo, alude a un número de teléfono que Mario marcó aquella noche, varias veces, y que se correspondería con alguien dedicado al menudeo de drogas.





BODA DE RAQUEL SANCHEZ SILVA Y MARIO BIONDO EN TAORMINA (SICILIA) 22/06/2012
BODA DE RAQUEL SANCHEZ SILVA Y MARIO BIONDO EN TAORMINA (SICILIA) 22/06/2012
(KPR/GSR)

La primera contradicción de Raquel tiene que ver con la cocaína. En las semanas posteriores a la muerte de Mario Biondo, cierta información fue filtrada a la prensa según la que el cámara era consumidor habitual de esa sustancia y que la noche en que murió había salido de casa para acudir a un club de alterne. Antes de continuar, conviene señalar que Santina D’Alessandro y Pippo Biondo ofrecen al programa un informe pericial cuya analítica posmortem atestigua que su hijo no era consumidor. Ante los fiscales italianos que viajaron a Madrid para investigar su extraña muerte, Raquel testificó lo siguiente: “Yo nunca le vi utilizar ningún tipo de droga. En Honduras, la gente que trabajaba allí [Mario fue operador de cámara en el programa ‘La isla de los famosos’] me había dicho que Mario tonteaba en esa época con la droga. Pero durante nuestra convivencia, no”.


Ante la Policía Nacional afirmó que Mario era consumidor de cocaína, extremo que negó a los fiscales italianos






Ante tal afirmación, el fiscal italiano le recuerda que dijo algo muy distinto ante la Policía española. Hemos tenido acceso a la declaración de la presentadora a la que el fiscal alude en el vídeo y que recoge lo siguiente: “Manifiesta que (…) cuando conoció a Mario, él era consumidor habitual de cocaína. Sin embargo, dado que tenían intención de tener hijos, desde enero del presente año, Mario se planteó no consumir de forma habitual. Que aún así, sabe que la última vez que Mario consumió cocaína fue hace tres semanas, aunque ella creía que eso fue un hecho puntual”. Raquel responde que no recuerda qué contestó a los agentes y es entonces cuando el fiscal la acorrala con los datos de su propio móvil, copiado por Mario en el ordenador de casa.

En este extracto de llamadas, al que La Vanguardia ha tenido acceso, vemos que Mario no llamó repetidas veces a un supuesto traficante aquella noche. El único número que se repite es el de Raquel.
En este extracto de llamadas, al que La Vanguardia ha tenido acceso, vemos que Mario no llamó repetidas veces a un supuesto traficante aquella noche. El único número que se repite es el de Raquel.
(LVD)

La segunda, no sabemos si calificarla de mentira atendiendo al extracto de llamadas del móvil de Mario Biondo. Tal como explicamos arriba, ella afirmó que su marido llamó varias veces a un mismo número, seguramente el de un camello. Como muestra el documento que aquí les mostramos, esa noche Mario solo insistió en llamar a un número: el de su mujer.




Fuente: LA Vanguardia