La vuelta de las prendas deportivas es una de las tendencias más populares de la última década. A través de la recuperación de una estética propia de los 90, las firmas más importantes del sector empezaron a proponer nuevas colecciones en las que se mezclaban piezas clásicas e informal con diseños propios de las prendas deportivas. Este nuevo estilo originó el concepto de athleisure, donde las prendas de diario se combinan con sudaderas, malla de ciclistas o calzado deportivo.

Más allá de las pasarelas y las propuestas de las firmas, los iconos de moda de Instagram han sido los que han conseguido que este estilo triunfe en las calles. Las influencers más destacadas de las redes sociales, que son un reflejo de la generación millennial, llevan años mezclando distintos códigos de vestimenta incorporando piezas deportivas a cualquier tipo de look. Este tipo de experimentos han convertido a las sudaderas con capucha en la prenda que combina con cualquier tipo de estilismo.








Chiara Ferragni, además de ser uno de los referentes de moda con mayor influencia a nivel mundial, es una de las que ha incorporado más prendas deportivas a sus estilismos. Una de las claves de la italiana es elegir modelos básicos y monocromáticos para combinarlos con prendas más llamativas como pantalones de cuero o látex y faldas con lentejuelas.




¿Alguien pensó que se podría incluir una sudadera con capucha a un estilismo que combinara un traje chaqueta de dos piezas y unos zapatos de tacón? Lo cierto es que, fuera de las editoriales de moda y las propuestas de las pasarelas, no se había apostado por esta tendencia hasta hace varios meses. Una vez el athleisure ha llegado a su punto más álgido, las influencers han empezado a establecer las claves para crear estilismos formales, que arrasan en el entorno del streetwear, con sudaderas.





La alemana Xenia Adonts ofrece la perfecta combinación para incorporar una sudadera a un estilismo protagonizado por un traje convencional. Aunque el conjunto de dos piezas esté alejado estéticamente del resto del estilismo y se asocie más a un evento formal, la instagramer ha arriesgado incorporando una sudadera gris. Esta combinación permite aportar un punto de sofisticación a la prenda deportiva y jugar con el toque personal combinándola con el blazer.





Los ‘ugly shoes’, otro elemento clave del estilo ‘athleisure’

Para conseguir un look que rebaje el estilo informal de la sudadera, es imprescindible complementar la prenda con otros diseños más sofisticados. Aplicando la misma fórmula que Ferragni, Dulceida también se decanta por unos ajustados pantalones de vinilo que combina con unas deportivas de estilo ugly shoes en un total look negro. En el caso de Marta Lozano, todavía otorga más fuerza a las prendas deportivas y, más allá de la sudadera con capucha, la influencer también se decanta por unos pantalones con aperturas laterales.








Aunque no sea una tendencia tan seguida como el resto de estilismos, muchos iconos de estilo han llevado al extremo la tendencia oversize. A través de una sudadera deportiva de color verde neón, Marie Von Behrens reinventa la prenda XL para convertirla en un vestido. Aunque parezca imposible poder conseguir una imagen formal con este tipo de estilismos, la it girl consigue aportar un punto de elegancia mediante los complementos, con un bolso de Chanel y unos pendientes dorados.











Fuente: LA Vanguardia

A %d blogueros les gusta esto: