Sociedad

Las autonomías en pie de guerra contra la homeopatía: «No puede llamarse medicamentos»


Los consejeros de Sanidad de Madrid, Baleares, Asturias, Extremadura, Andalucía y Cantabria han avanzado su postura sobre los medicamentos homeopáticos minutos antes de entrar en el Consejo Interterritorial en el que se va a a aprobar una orden ministerial que exigirá que estos productos evidencien su eficacia antes de venderse en farmacias. Y es que, de este modo, lo que se intenta es trasponer la normativa europea y, al mismo tiempo, igualar las exigencias que tienen los medicamentos convencionales. Si no cumplen con esta exigencia, en su etiquetado tendrá que poner que no tienen evidencia científica detrás.

El consejero de Sanidad de Extremadura, José María Vergeles, ha sido uno de los más tajantes: “La norma del Ministerio se nos queda corta, queremos que estos productos no se llamen medicamentos”. Prefieren que se queden con la denominación de producto. Eso sí, de acuerdo con la orden, sólo contarán con tres meses para demostrar la evidencia científica a través de ensayos clínicos. Los fabricantes también tendrán que indicar la composición de cada uno de los activos que componente el producto, así como mostrar un certificado de normas de correcta fabricación. De este modo, se busca poner límites a todas las pseudoterapias.

Mientras en el Ministerio los consejeros deliberaban sobre esta nueva orden como uno de los puntos del día del Consejo Interterritorial, la Organización Médico Colegial (OMC), que cuenta con su propio Observatorio para la lucha contra las pseudociencias, reclama a Sanidad que impida que estos productos lleguen a las farmacias. Es más, el coordinador de este organismo, Jerónimo Fernández Torrente, afirmó a Efe que los médicos españoles no reconocen la homeopatía ni como rama de la medicina científica experimental ni como área de capacitación específica : “Los estudios académicos, que tienen que ser la base de cualquier conociemiento científico, tampoco están regulados ni se sabe muy bien en qué consiste”.




Fuente:La razón

Comentar

Click here to post a comment