Espectaculos

Lanzar un cohete reutilizado le cuesta a SpaceX solo la mitad que lanzar un Falcon 9 nuevo


Cuando SpaceX lanzó al espacio un cohete Falcon 9 para llevar el satélite de telecomunicaciones SES-10 al espacio, lo hizo utilizando el mismo Falcon 9 que un año antes había puesto en órbita otro satélite. Era la primera vez en la historia en la que se reutilizaba la primera fase de un cohete de esta forma, cumpliendo la promesa y la mayor ambición de Musk y su compañía.

El propósito de esto es no desperdiciar los millones de dólares que cuesta esta fase al dejarla caer al mar. Al hacerla aterrizar en vertical de forma automatizada es mucho más fácil hacerle mantenimiento y reparaciones para volverla a utilizar. Gwynne Shotwell, presidenta de SpaceX, anunció en la edición número 33 del Simposio Espacial de los Estados Unidos, la diferencia de costo entre esta misión y lanzar un cohete nuevo.

“El costo de este lanzamiento es sustancialmente inferior a la mitad de un lanzamiento tradicional”.

Dicho de otro modo, lanzar un cohete reutilizado cuesta menos de la mitad que lanzar un cohete nuevo de paquete. Esto supone una diferencia enorme, debido a que la primera fase supone un 75 a 80% del costo del Falcon 9. Los clientes de SpaceX pagan aproximadamente unos 60 millones de dólares por cada lanzamiento.

No obstante, en el futuro esperan ahorrar un poco menos. La idea de SpaceX es reducir un 30% del costo con cada lanzamiento reutilizado. Esto se debe a que planean invertir en mejorar sus sistemas de recuperación y mantenimiento de cohetes para poder reutilizarlos con solo un día de diferencia, y no un año después.

“Para nosotros la meta es que podamos reutilizar los cohetes realmente rápido, casi tan rápido como un avión. Nuestro objetivo es que se pueda reutilizar un cohete apenas 24 horas después de su vuelo”.

Poco a poco, SpaceX está intentando revolucionar la industria espacial con aterrizajes como el que puedes ver a continuación. [vía SpaceNews]


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.




Fuente: Cine desde La Razón.es

Comentar

Click here to post a comment