Ada Colau ha lamentado hoy que el Tribunal Supremo no le permita seguir el juicio del procés “desde dentro de la sala”. La alcaldesa de Barcelona ha viajado a Madrid para apoyar a los presos del procés que están siendo juzgados por el 1-0 y ha pedido seguir la sesión desde la sala, pero el Tribunal se lo ha denegado por ser testigo en él procedimiento.

“Como alcaldesa he denunciado la judicializarían de la política y la oposición a la situación de prisión provisional que han vivido los encausados”, ha señalado la alcaldesa a las puertas del Tribunal. En su opinión, “este juicio es el fracaso de la política, porque es evidente que no hay rebelión ni sedición como ya han dicho muchos países europeos”, ha señalado en referencia a que tribunales de Alemania y Bélgica han rechazado extraditar a Carles Puigdemont.





Colau ha querido resaltar la dimensión internacional del juicio y ha acudido al Supremo acompañada de dos eurodiputados alemanes que representan a los grupos Verde y de La Izquierda Unitaria Europea. “Les agradezco su presencia, porque así no se podrá decir que esto es una cuestión interna de españa”, ha destacado la alcaldesa.

Por último, Colau, tras subrayar que no es independentista, ha asegurado que “este juicio no se produce en situación de normalidad” y se ha mostrado contraría a la “represión”. “En Catalunya y en España hay una mayoría que apuesta por el diálogo como indican las encuestas”, ha concluido.




Fuente: LA Vanguardia

A %d blogueros les gusta esto: