El Barcelona tenía prisas por cerrar el trueque de porteros con el Valencia para asegurar a un suplente de nivel -Neto- tras Ter Stegen y, de paso, para maquillar las cuentas del ejercicio económico 2018-2019, que no salían positivas. Pero las ventas del inicio de este mercado salvaron los números y el Barcelona sumó por octava temporada consecutiva beneficios, con un total de 192 millones de euros, y supera por sexto año consecutivo la cifra máxima de ingresos.

El club azulgrana anunció un récord de ingresos de 990 millones de euros que se arrima a los 1.000 millones, que es la cifra que estipuló el presidente Josep Maria Bartomeu en su plan estratégico al inicio de su mandato, que se remite a las elecciones de 2015. Sucede, en cualquier caso, que a los 990 millones hay que restarle la partida de gastos, que se cifra en 973 millones, por lo que el beneficio de explotación se queda en 17 millones. Además, el beneficio neto después de impuestos queda en 4.5 millones de euros, mientras que el EBITDA ha quedado fijado en 179 millones de euros. Lo que está dentro de los márgenes que marcan el artículo 67 de los estatutos del club.

Próximamente, el club presentará el detalle de este cierre, así como el nuevo presupuesto de la temporada que empieza, antes de la próxima asamblea de compromisarios.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.




Fuente: El Pais

A %d blogueros les gusta esto: