LaLiga confirmó este jueves que va a ejercitar las acciones judiciales y administrativas pertinentes, ante los órganos competentes, sin solicitar medidas cautelares, contra la decisión del Comité de Competición de la Federación Española de Fútbol (RFEF) de fijar el 18 de diciembre como fecha del clásico Barcelona-Real Madrid aplazado por la situación en Cataluña.

Para LaLiga, esta decisión causa «un daño irreparable al fútbol español», por lo que «en defensa de los derechos de los clubes y SADs afiliados exigirá las responsabilidades que en Derecho corresponda a las instituciones y personas intervinientes en la misma».




Fuente: Agencia Efe

A %d blogueros les gusta esto: