Al Barcelona no le quedó otra que traspasar a Jasper Cillessen (Nimega, Holanda; 30 años) porque ya se lo había pedido dos años consecutivos y porque entendían desde el área deportiva que se lo merecía por actitud, solidaridad y excelente comportamiento, por más que haya sido un segundón desde que llegara al club, siempre por detrás de Ter Stegen y reducido a los encuentros de Copa. Aunque en el primer verano no llegaron ofertas, en este se rompió la banca porque recibió propuestas de Inglaterra, Italia y España. “Sabíamos que algún día se iría porque puede ocupar cualquier portería de cualquier club”, exponen desde los despachos del Barça. Ese club ha sido el Valencia porque cumplía con sus dos únicas exigencias: jugar en la Champions y ser el titular bajo los palos. A cambio, el Barça se ha hecho con Norberto Murara, Neto (Araxá, Brasil; 29 años), que hace el camino inverso y asume su papel de reserva para engrosar su cuenta corriente y palmarés.

La oferta del Valencia fue una alegría para la dirección deportiva del Barcelona, que ya contemplaba a Neto como un portero a tener en cuenta como sustituto de Cillessen. Ha sido el meta titular en Mestalla y ha completado 4.230 minutos, el tercero que más del equipo solo por detrás de Parejo (4.695) y Gayá (4.398). “Es un guardameta muy bueno y muy completo. Desde luego, tiene el nivel para defender nuestra portería”, señalan desde la ciudad deportiva azulgrana. Y así será después de que se haya completado el trueque de porteros.

Resulta que el Valencia está exigido a cuadrar el presupuesto del curso completado para no sumar otro año de pérdidas e insertará los 29 millones más seis en variables en los que ha tasado a Neto dentro del ejercicio de este curso. El Barcelona, que recibirá 35 millones, también pretende incluirlos en este ejercicio económico porque debe ingresar cerca de 70 millones para que le salgan las cuentas antes de cerrar el curso contable. Para ello, cuenta con los ingresos recibidos por André Gomes (25 millones), además de los posibles traspasos de Denis Suárez y Rafinha, entre otros, que también interesan al Valencia. Aunque ambos equipos tienen claras las porterías: Cillessen llevará los guantes en Mestalla y Neto, que ha firmado por cuatro temporadas, deberá estar al quite para cuando Ter Stegen no esté, amén de la Copa, que presuntamente disputará como hacía su predecesor, también su compañero de trueque. La brasileño tendrá una cláusula de rescisión de 200 millones y el holandés, de 80.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.




Fuente: El Pais

A %d blogueros les gusta esto: