Que el fútbol femenino está adquiriendo esta temporada una nueva dimensión es una realidad que ya nadie puede negar. En la Liga Iberdrola ya se llenan estadios como el Wanda o se baten récords como en Cornellà, hitos que con el tiempo quizás se acaban convirtiendo en hábito. En el Barcelona, la Champions es ahora la competición que manda y también piensan llenar estadios.

Los socios y aficionados azulgrana han agotado las entradas para el partido de vuelta de semifinales de la Champions League entre el Barcelona y el Bayern de Múnich que se disputará el próximo domingo en el Miniestadi. Una locura que tuvo un empujón final con el triunfo azulgrana en el partido de ida por 0-1.






Se han emitido 13.205 entradas

Las últimas 1.000 entradas, de las 13.205 que se han emitido en total, se agotaron en apenas tres horas a través de la web del club después de la victoria en Múnich. Cabe recordar que las entradas son gratuitas para socios y cuestan entre 3 y 5 euros para los aficionados y que se empezaron a retirar el pasado 3 de abril.

Esta es la tercera vez en la historia que se agotan la entradas para un partido de fútbol femenino en el Miniestadi. La primera ocurrió en la temporada 2016-17, con motivo de la visita del París Saint-Germain en semifinales de Champions. La temporada siguiente, sucedió lo mismo cuando fue el Olympique de Lyon el rival en cuartos de Champions, un partido que batió el récord de asistencia en el Mini con 12.178 espectadores en las gradas.




Fuente: LA Vanguardia

A %d blogueros les gusta esto: