Economía

La venta de vivienda sufre un ‘bache’ en abril tras la subida de precios del primer trimestre | Vivienda


Mientras la vivienda sigue encareciéndose  y en el primer trimestre del año subió un 5,3% en comparación con el mismo periodo de 2016, la demanda de casas es siendo más inestable. En abril cayó un 8,6%. De un trimestre a otro, comprar una vivienda sale más caro, aunque las ascensos siguen estando lejos de las subidas de dos dígitos registradas durante el boom inmobiliario.

Este encarecimiento del 5,3% en el precio de las viviendas —y ya son 12 los trimestres consecutivos— es mayor al registrado en el último trimestre de 2016, periodo en el que aumentaron un 4,5%, ampliando en medio punto el repunte interanual del tercer trimestre (4%). Es la tasa de crecimiento más elevada desde el primer trimestre de 2016, según el Indice de Precios de Vivienda (IPV) del Instituto Nacional de Estadística (INE) publicado este jueves.

Eso sí, la subida de precios es prácticamente la misma en vivienda nueva y usada. La primera se encareció un 5,5%, más de un punto superior a la del trimestre anterior, y la segunda subió hasta el 5,3%. Por regiones, las mayores subidas de precios se dieron en Madrid y Cataluña, con alzas del 10,6% y el 8,8%, respectivamente. Mientras, los incrementos más moderados tuvieron lugar en Murcia (0,9%) y Extremadura (1,1%).

Menos compraventas en abril

Distinto camino ha seguido la demanda, que se ha desinflado, al menos durante el pasado mes de abril. De hecho, la compraventa cayó un 8,6% interanual, hasta sumar 32.227 operaciones. Una frenazo que llega tras encadenar 14 meses consecutivos de alzas interanuales y tras crecer en marzo un 26,9% (con 40.461 casas), su mejor dato en seis años, según el Instituto Nacional de Estadística (INE). Es más, en términos mensuales (abril sobre marzo), la compraventa de viviendas retrocedió un 20,4%, lo que supone 31,0 puntos menos que la del año anterior y la más baja desde 2007. El dato sitúa al mercado inmobiliario muy lejos aún de las cifras récord alcanzadas en los mejores años del boom, cuando en tan solo un mes se llegaban a vender 75.000 unidades.

También se han comprado menos pisos de segunda mano, el bastión que ha estado tirando del sector inmobiliario español en los últimos años. Las transacciones sobre viviendas usadas se redujeron un 5,3% en abril en relación al mismo mes de 2016, hasta totalizar 26.629, mientras que la compraventa de viviendas nuevas descendió un 21,5% en tasa interanual, hasta 5.598 operaciones.

Fernando Encinar, jefe de estudios de idealista, explica en un comunicado que “a pesar que las variaciones mensual e interanual puedan resultar alarmantes, lo cierto es que no se trata más que de un bache coyuntural provocado probablemente por la estacionalidad de la Semana Santa”. Según este experto, estas variaciones son un síntoma de normalidad del mercado, que adelanta o retrasa operaciones pero siguiendo una línea moderadamente alcista a largo plazo. “De hecho, si atendemos al número de viviendas que se han vendido en lo que llevamos de 2017, comprobamos que son un 8,8% más que las que las operaciones que se habían cerrado a la misma altura de 2016”, señala.

Las únicas comunidades que presentaron tasas de variación anual positivas del número de compraventas de viviendas en abril son Asturias (11,5%), Cantabria (7,1%) y Canarias (5,4%). Por su parte, La Rioja (–29,6%), Navarra (–20,6%) y Murcia (–18,1%) registraron los mayores descensos.




Fuente: El país

Comentar

Click here to post a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *