La suma de rebrotes, cierres de fronteras, cuarentenas o listas negras para los principales destinos españoles ha provocado un desplome de las llegadas de extranjeros en julio y agosto y una nueva tendencia de los viajeros nacionales a reservar a última hora con dos objetivos: adaptarse a una oferta cambiante y obtener un precio más barato.

Nacho Vallina es director de operaciones de Viajes para Ti, que engloba tres de las marcas más importantes en ventas de última hora con descuento (Buscounchollo.com, Esquiades.com y Amimir.com), y recalca que ese cambio se fraguó desde finales de julio. “La gente empezó a apurar a la hora de tomar decisiones de viaje y se ha pasado de una media de antelación de 16 días en el verano de 2019 a 8 días en el actual”, recalca Vallina, que destaca que también se han acortado las estancias a un máximo de cuatro días y fundamentalmente en las tres primeras semanas de agosto. “Hay plazas porque no ha habido demanda previa y eso ha generado buenos precios. La tarifa media se ha reducido un 30% porque no ha habido turismo internacional y se ha cubierto con nacional”. Las tres marcas lograron una facturación conjunta de 100 millones de euros en 2019.

Vallina pone como ejemplo de crecimiento las cifras de Buscounchollo.com, que supone más de un tercio de la cifra de negocio. “En el último mes, las reservas se han incrementado un 30%, pasando de 30.600 a 40.000, mientras que la facturación solo se ha incrementado un 5%. Eso implica que el precio medio de la reserva ha bajado un 20% y que la estancia media haya pasado de 3,25 a 2,75 noches”. Un incremento de ventas que le ha permitido sortear una coyuntura negativa, ante la desaparición del turismo internacional (especialmente los viajes a Turquía y Egipto), que suponían el 10% de la facturación, y del turismo de cruceros.

Pero no solo los especialistas en ventas flash han logrado hacerse un hueco. Las grandes hoteleras españolas, como Meliá, Barceló, NH o Iberostar, han optado por una rebaja sucesiva de tarifas para tratar de revitalizar unas reservas muy deprimidas por la ausencia del turismo internacional.

La mayor rebaja de precios la realiza RIU, con una venta de ultima hora con descuentos del 40% para viajes contratados antes del jueves 13 de agosto. La oferta es para plazas disponibles entre esa fecha y el 31 de octubre de 2020 e incluye también una flexibilización inédita en la venta de viajes, con cancelación gratuita de la reserva y un servicio de asistencia médico gratuito. Fuentes de la hotelera recalcan que de los 99 establecimientos que tiene en cartera, hay un tercio que están cerrados y que la actividad comercial se está centrando en tratar de suplir a los turistas británicos por viajeros de otras nacionalidades en Andalucía y Canarias, mientras que en Baleares la afluencia de alemanes es menor que la de otros años, pero está dentro de lo previsto. “Lo que más valoran en la actualidad es la sensación de seguridad frente al ocio que reclamaban en otros años”.

Meliá, la mayor hotelera de España, con más de 360 establecimientos, fue la primera que abrió la puerta a la rebaja de precios y lleva desde principios de junio con descuentos en el entorno del 30% sobre tarifas oficiales. Por su parte, Iberostar y NH están ofertando rebajas del 25% en la temporada estival.

Esperanzas en la temporada de esqui

Demanda. Vallina prevé una buena temporada de esquí, que arrancara en noviembre. Un segmento en el que Esquiades.com es uno de los referentes en la venta de viajes, con una cuota del 40% en España. “Parece que la demanda está en numeros similares que en 2019 pese a la crisis sanitaria. Es un deporte en el que se guarda la distancia de seguridad, se hace al aire libre y se lleva protección extra con la ropa”.

Precio y plazo. “El precio medio por cada viaje de esquí vendido en Esquiades.com triplica al de la venta rápida de Buscounchollo.com. Es un nicho de mercado muy interesante y queremos seguir creciendo con fuerza, sobre todo en mercados internacionales con buenas perspectivas”.




Fuente: El país

A %d blogueros les gusta esto: